Lo más leído

  • El 53% de los habitantes de Bogotá ya se habrían contagiado de la COVID-19
  • Falcao, operado con éxito de una fractura facial
  • En un bagre salió el mayor de la lotería de Santander
  • Funcionario del CTI y su esposa imputados por violar información reservada
  • Volverá el pico y cédula a Cartagena
  • Allanan fiesta clandestina en la que había miembros de la Policía

Hoy es noticia

Más temas
NICARAGUA CANAL (Entrevista)
NICARAGUA CANAL (Entrevista)

Campesina opositora al canal de Nicaragua afirma no están contra el progreso

La dirigente del movimiento campesino "anticanal" en Nicaragua, Francisca Ramírez, afirmó que no está en contra del progreso y que su lucha es contra la Ley que otorgó la concesión centenaria a la firma china HKND Group porque, consideró, violenta la soberanía y sus derechos humanos.

Managua, 4 ago (EFE).- La dirigente del movimiento campesino "anticanal" en Nicaragua, Francisca Ramírez, afirmó que no está en contra del progreso y que su lucha es contra la Ley que otorgó la concesión centenaria a la firma china HKND Group porque, consideró, violenta la soberanía y sus derechos humanos.

En entrevista con Efe, Ramírez, quien se ha convertido en el icono del movimiento campesino que rechaza el proyecto de canal por Nicaragua, sostuvo además que no han sido consultados por nadie, menos por las autoridades que entregaron la concesión y aprobaron la Ley, pese a que sus tierras serían las afectadas.

¿Por qué el movimiento campesino se opone al canal?, preguntó Efe a esta recia mujer de baja estatura, de rasgos indígenas y con la piel tostada por el sol: "Porque nosotros los campesinos sin tierra, no seríamos campesinos", argumentó.

"Y también porque no fuimos consultados. Una Ley que hicieron a espaldas del pueblo. Es una Ley que es para quitarnos nuestras tierras", continuó la dirigente del Consejo Nacional por la Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía.

La campesina se refiere a la Ley especial para el desarrollo de infraestructura y transporte nicaragüenses, atingente al Canal, Zonas de libre comercio e infraestructuras asociadas, o Ley 840, que contiene 25 artículos, incluido uno que fija el proceso de expropiación de tierras.

"No creemos en (los) proyectos, porque vemos una Ley muy oscura. Un interés detrás de nuestras tierras, que son muy productivas. Esa es nuestra posición. ¡Qué nosotros vivimos de la tierra y la tierra la amamos como si fuera nuestra madre!", exclamó.

Consideró que cuatro años después de que el Gobierno de Daniel Ortega otorgara la concesión a HKND Group, el proyecto no ha avanzado "por nuestra resistencia" activa y pacífica, que suman más de 90 manifestaciones.

"Pero estamos bien claro que la Ley 840 existe y sigue siendo una amenaza para nosotros", valoró.

A su juicio, la Ley le otorga mucha discrecionalidad a la firma china al punto que puede vender la concesión o los subproyectos que contempla el proyecto, que incluye, entre otros, dos puertos, un aeropuerto, dos lagos artificiales, dos esclusas, un área de libre comercio y complejos turísticos.

Ramírez dijo que han agotado la vía legal en Nicaragua y han elevado la denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) "porque el Estado nos obligó a ir a las instancias internacionales".

Mientras libran su batalla legal ahora en el plano internacional, los campesinos continuarán manifestándose "cívica y pacíficamente, pero levantando nuestra voz de que estamos en contra de ese proyecto, porque viola los derechos humanos", puntualizó.

La dirigente, originaria de la recóndita comunidad rural La Fonseca, en el productivo y ganadero municipio de Nueva Guinea, en el Caribe Sur, dijo que la Ley, como está escrita, es una amenaza para las tierras de los campesinos.

"Nos estarían quitando la vida a nosotros, porque sentimos que, como campesinos, sin la tierra no vivimos. No sabemos (hacer) más que eso (trabajar la tierra)", razonó.

Aseguró que nos les interesa el dinero que les puedan ofrecer por sus propiedades y que el movimiento campesino "anticanal" está dispuesto "a morir, si es necesario, por nuestras tierras".

Amnistía Internacional (AI) inició este jueves en Managua una campaña global contra el proyecto de construir un canal interoceánico en Nicaragua, con el fin de exigir la derogación de la Ley que otorgó la concesión a HKND Group.

Según el diseño más reciente, el proyecto consiste en una vía húmeda de 276 kilómetros de longitud, de 230 a 280 metros de ancho.

El canal entraría en operación, según los cálculos de la compañía, cinco años después del inicio de las obras más importantes, es decir, la excavación del canal y la construcción de la esclusa oeste, que estaban previstas para iniciar en el primer semestre de 2017, tras sucesivos atrasos por diversos motivos.

El costo del proyecto está calculado en 50.000 millones de dólares, de acuerdo con HKND Group.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir