Cancillería de Colombia niega cualquier acción o gestión para hacer injerencia en Venezuela

El Ministerio de Relaciones Exteriores se declaró extrañado por declaraciones del canciller del vecino país, Samuel Moncada, y las rechazó.

La Cancillería de Colombia respondió  a su oficina homóloga de Venezuela, declarándose extrañada por afirmaciones que hizo el canciller venezolano, Samuel Moncada, y rechazándolas de manera enérgica. 

El señor Moncada había asegurado que una reciente visita del director de la CIA, Mike Pompeo, a Colombia y México se utilizó para organizar una colaboración entre los dos países y Estados Unidos, para “derrocar el gobierno democrático de Venezuela”. 

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia negó esa afirmación, dijo que niega que exista cualquier acción o gestión que intente injerir en Venezuela. 

Agregó que: “Nuestro único interés en cuanto a la actual situación por la que atraviesa Venezuela tal y como lo hemos declarado en el pasado, es que los venezolanos lleguen, entre ellos, a una solución y una salida negociada y pacífica de la coyuntura actual”. 

El siguiente es el texto completo del comunicado: 

“El Ministerio de Relaciones Exteriores recibe con extrañeza y rechaza las recientes declaraciones del Canciller de Venezuela, Samuel Moncada, relacionadas con comentarios del Director de la CIA, entorno a su reciente visita a la región. 

Colombia es un país respetuoso de los principios rectores del sistema internacional y del Estado de Derecho, y en este contexto basa su política exterior y sus acciones en el cuidadoso respeto de estos principios del Derecho Internacional. Colombia jamás ha sido un país intervencionista y negamos la existencia de cualquier acción o gestión que intente injerir en Venezuela. 

Colombia es un país que se ve afectado o beneficiado del destino de Venezuela. Por lo tanto, nuestro único interés en cuanto a la actual situación por la que atraviesa Venezuela tal y como lo hemos declarado en el pasado, es que los venezolanos lleguen, entre ellos, a una solución y una salida negociada y pacífica de la coyuntura actual. 

Queremos el bienestar para el pueblo venezolano y hemos abogado para que su destino común sea construido entre todos los venezolanos a través de un acuerdo negociado”.

Cargando