Lo más leído

  • Trabajo sí hay: Hay más 94.000 empleos disponibles, conozca las vacantes
  • Aída Merlano confesó que le gustan las mujeres
  • Carlos Queiroz deja de ser entrenador de la Selección Colombia
  • Floridablanca modificará su toque de queda en diciembre
  • Ordenan arresto a presidente de Ecopetrol
  • Tierra Baja impide inauguración de nueva Terminal de Transportes

Hoy es noticia

Más temas

¿Cómo se ganaría la vida Penélope Cruz de no ser actriz?

La actriz es una mujer de muchos talentos, además de sus obvias dotes interpretativas que le han valido el reconocimiento mundial e incluso un premio Óscar.

Penélope Cruz. /

Penélope Cruz está convencida de que si algún día dejan de llegarle ofertas en la industria del cine podría ganarse la vida sin ningún problema gracias a su desenvoltura con los cepillos y el secador. 

Como reclamo para atraer a potenciales clientes y probar su talento, la intérprete solo tendría que mostrar el buen trabajo que ha realizado en más de una ocasión con su buena amiga Salma Hayek, a quien ha llegado a acicalar incluso para alfombras rojas.

"Me encanta mi carrera, pero me gusta ayudar a la gente a prepararse para alguna ocasión especial porque forma parte de mí. Puedo cortarle el pelo a cualquier sin problema. Puedo hacer un peinado, poner rulos, depilar con cera las piernas de otra persona. ¡Podría tener otro trabajo! Una vez, se fue la luz en casa de Salma y su maquillador no podía ir, así que me llamó y me dijo: 'Me tienes que preparar para esta premiere'. Encendí unas velas y la maquillé y la peiné. Nadie se dio cuenta de que no era obra de un profesional, así que me sentí muy orgullosa de mí misma", ha confesado al suplemento del diario británico The Telegraph, Stella Magazine.

Como ya ha explicado en varias ocasiones, de pequeña Penélope pasaba muchas horas en la peluquería de su madre en la madrileña localidad de Alcobendas, y ahí fue donde al mismo tiempo que aprendía todos los secretos de estética, descubrió su pasión por la actuación.

"Mi madre tenía un salón donde peinaba, hacía la manicura, la cera... Yo iba después del colegio y pretendía que estaba haciendo los deberes, pero lo que en realidad hacía era mirar a esas mujeres y observar cómo se relacionaban con mi madre. Se sentaban y abrían su corazón, contando los secretos más profundos de su vida amorosa. Tener ese momento para ellas mismas era terapéutico, era más que ir a cortarse el pelo. Para mí, era más que una peluquería, fue mi primera escuela de actuación", ha continuado en la misma conversación.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir