Los casos que ha tenido Moreno en sus manos

Luis Gustavo Moreno coordinó procesos de connotación nacional que terminaron incluso en investigaciones a congresistas.

Luis Gustavo Moreno /

En Córdoba

Es el capítulo de corrupción que hoy tiene al director anticorrupción en la cárcel. Hay cuatro escenarios que se investigaron y que incluso derivaron en compulsas de copias para que se investigara la actuación del senador Armando Benedetti y del consejero presidencial para las regiones, Carlos Correa.

Uno: los cupos escolares y el robo al sistema de prestaciones sociales de los educadores de Córdoba, con una docena de funcionarios investigados y capturados. Otro caso es el escándalo por el llamado cartel de la hemofilia y que involucra al exgobernador Alejandro Lyons. El tercero es el desfalco al sistema general de regalías que también tienen en enredos al exgobernador y el último, la captura y vinculación del alto consejero para las regiones y ex alcalde de Montería, Carlos Correa, y del actual alcalde de la ciudad, Marcos Pineda, con las irregularidades en la remodelación del complejo deportivo Miguel Happy Lora.

En el Llano

Moreno fue el encargado de dar a conocer al país a través de ruedas de prensa las decisiones que se tomaron desde su unidad y que dejaron también una solicitud de investigación para el ex gobernador del Meta y ahora jefe de la Unidad de Víctimas, Alan Jara.

También, en su administración se tomaron decisiones que enredaron a funcionarios púbicos con la presunta apropiación de recursos destinados a la construcción de la Refinería del Meta, LlanoPetrol.

Y tiene un listado de casos que él mismo y en compañía del fiscal general, recibieron de los propios ciudadanos en Villavicencio como parte de las llamadas Jornadas Anticorrupción.

En La Guajira

El departamento fue priorizado por el fiscal general, Néstor Humberto Martínez. Las investigaciones las entregó con voto de confianza a su director anticorrupción.

De allí salieron decisiones que tiene, entre otras, a la ex gobernadora Oneida Pinto capturada y a alcaldes y concejales investigados por supuestas irregularidades en contratos para la alimentación escolar.

En Bogotá

Dos investigaciones tuvieron la batuta de Moreno: las decisiones que involucran a exfuncionarios y concejales por las presuntas irregularidades en la construcción de la nueva sede de la Policía Metropolitana de Bogotá. Y el llamado a imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento al actual director contra la minería ilegal de la Policía, el coronel Juan Francisco Peláez

En Santander

Investigó las denuncias por enriquecimiento ilícito de familiares del exalcalde de Bucaramanga Luis Francisco Bohórquez y las presuntas irregularidades en el manejo y destinación de los dineros recaudados por concepto de la taquilla del Parque Nacional del Chicamocha, que enredan a funcionarios de la Gobernación.

En Chocó

Investigó el contrato para la construcción de la vía Quibdó – Animas – Nóvita y también el contrato para la Construcción de la primera etapa de la Universidad Tecnológica del Chocó en San Juan de Istmina (Chocó).

Casos Odebrecht y Reficar

Aunque estas dos investigaciones están ligadas a la Unidad Anticorrupción, según la Fiscalía, los fiscales están bajo coordinación de un grupo especial designado por el fiscal general, incluso con oficinas separadas a la dirección y las decisiones que salen de allí están vigiladas por el jefe del ente acusador.

Moreno poco tendría ver con las diligencias, pero sí estuvo en todos los comités donde se evaluaban los llamados a declarar, las imputaciones y las solicitudes de investigación ante la Corte Suprema; en otras palabras estaba al tanto de lo que pasaba en los dos procesos.

¿Qué pasará con sus decisiones?

La Fiscalía aseguró que si bien Luis Gustavo Moreno coordinaba y orientaba las investigaciones, las decisiones eran adoptadas por los fiscales de la unidad, con plena autonomía judicial, por tanto reversarlas podría generar un colapso en la Unidad y frenar el avance de las investigaciones.

Sin embargo, aclaran que en el caso puntual de Córdoba no descartan hacer una revisión detallada de las decisiones en las que aparece el nombre del ex gobernador Alejandro Lyons y que al parecer fueron objeto de los favores del director anticorrupción.

Otros investigados

Estados Unidos investigará a Moreno y a su socio, el abogado Luis Pinilla; tendrán que asistir a una Corte de ese país. En Colombia, a quien era jefe anticorrupción, le quedará pendiente un proceso porque supuestamente afectó las decisiones de fiscales que indagaban en la responsabilidad del ex gobernador de Córdoba, Alejandro Lyons. Hay una hipótesis de que en ese asunto Moreno no hubiera delinquido sólo, lo que se investigará.

El equipo de asesores e investigadores cercanos a Moreno que arribaron también con su llegada a la Fiscalía, tendrá que pasar por la mirada de quienes ahora investigan al director anticorrupción. No se descarta que se adelanten investigaciones internas para determinar la responsabilidad de más funcionarios en las presuntas irregularidades que ahora tienen a Moreno en la cárcel.

Cargando