Este es Luis Gustavo Moreno, el fiscal anticorrupción acusado de recibir sobornos

En el perfil que publicó Caracol Radio del solicitado en extradición se ve su ascendente carrera, especialmente cuando llegó a asesorar al pasado fiscal general.

Luis Gustavo Moreno era el fiscal encargado de luchar contra la corrupción en Colombia. Y desde ayer está capturado por la propia Fiscalía, para ser extraditado a Estados Unidos, por haber recibido US$10.000 dólares en un sobre de parte del exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons Muskus, quien se encuentra en ese país con una imputación de cargos pendiente, como consecuencia del desfalco a su departamento en el manejo de regalías. 

Moreno estudió en la Universidad Libre, de donde se graduó como abogado en 2007. Luego realizó un máster en Derecho Penal en la misma institución, hasta el 2009. Posteriormente realizó otros estudios de maestría en Penal Procesal en la Universidad Jaime I de España y otra similar en la Universidad Sergio Arboleda. 

En su vida laboral, Moreno ha sido contratista de una empresa llamada Invermilenium Ltda., del 2006 al 2008, trabajo de cuyo resultado se tiene poca información. Prestó servicios también con la firma Dagoberto Charry Abogados y luego fue docente Ad Honorem de la Sergio Arboleda, en la que años atrás había sido estudiante. 

Moreno es de Barranquilla, pero la mayoría de su carrera profesional la ha desarrollado en Bogotá. En el 2009 fue contratado por la Secretaría de Ambiente de Samuel Moreno como asesor para la planeación y fortalecimiento de la gestión institucional, por un valor de poco más de $30.000.000. 

Con el Distrito también registró un contrato como abogado de la Secretaría Distrital de Gobierno del 2011 al 2012 y luego pasó a asesorar a la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes, su puerta de ingreso al Congreso de la República. 

Allí se le contrató también por un total de $30.000.000 de pesos para un periodo de 8 meses, con el objeto de prestar servicios profesionales para el acompañamiento de los procesos disciplinarios desarrollados por la comisión. En ese mismo año y hasta el 2013 la Personería de Bogotá optó por sus servicios como asesor; luego regresó a la Cámara del 2014 al 2015, por un monto de casi $20.000.000 para realizar la misma tarea con la que llegó en el 2012: acompañar a los parlamentarios en el desarrollo de los temas penales, fiscales y disciplinarios. 

En ese año Moreno tuvo acceso a la información de investigaciones delicadas en contra de personajes como el fiscal Eduardo Montealegre, magistrados del Consejo Superior de la Judicatura, de la Corte Constitucional y del Consejo de Estado, entre los que están Jorge Iván Palacio y Jorge Pretelt. Inclusive, tuvo que asesorar en el estudio de expedientes sobre el expresidente Álvaro Uribe y el actual presidente, Juan Manuel Santos. 

En un cambio laboral, al menos, extraño, el mismo mes en el que terminó su labor en el Congreso, julio de 2015, Moreno llegó a la Fiscalía General de la Nación en la administración de Eduardo Montealegre, aun cuando el abogado había aconsejado a la comisión sobre las investigaciones contra Montealegre. Quien firmó como representante del ente investigador para la contratación fue Marcela María Yepes y el monto del contrato fue por $139.200.000, divididos en salarios de $23.200.000 por 6 meses hasta diciembre de ese año.  

Según fuentes consultadas por Caracol Radio, el abogado quiso hacerse a la Personería de Bogotá para el periodo 2016-2019, en donde ya había tenido experiencia como asesor, con el apoyo de concejales del Partido Liberal, el Centro Democrático y Cambio Radical, pero en su lugar quedó finalmente la actual personera, Martha Teresa Castañeda. 

Las fuentes también señalaron que varios fiscales alertaron de su nombramiento en el cargo en el que acaba de ser capturado, para hacerle frente a la corrupción en el país. Según dijeron a Caracol Radio, con la condición de anonimato, su nombre no les gustaba en el seno del ente investigador y acusador, porque se enteraron que Moreno había trabajado con el exalcalde de Buenaventura, Bartolo Valencia, quien fue enviado a la cárcel por irregularidades en contratos para la educación en ese municipio. 

Así mismo, en declaraciones entregadas a Caracol Radio, el vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, José Luis Barceló, dijo que ese organismo alertó sobre las dudas que había acerca de las actitudes éticas de Luis Gustavo Moreno, cuando supieron que sería nombrado como fiscal anticorrupción. 

Hoy se están conociendo los detalles de su relación con el exgobernador Alejandro Lyons, sobre la cual la Fiscalía ha dicho que tiene pruebas determinantes aportadas por la justicia estadounidense para señalarlo de haber recibido el soborno que le puede significar la extradición.

Cargando