EL SALVADOR PANDILLAS

El Salvador traslada a 40 pandilleros ligados a purgas al interior de la MS13

Las autoridades de El Salvador trasladaron hoy a 40 pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS13) a una prisión de máxima seguridad, donde estarán aislados, por su relación con el asesinato de miembros disidentes que han formado la facción MS503.

El Ministerio de Seguridad indicó que los pandilleros se encontraban recluidos en otras cárceles desde las que ordenaron y coordinaron los crímenes, que han incrementado el promedio diario de asesinatos en las últimas semanas.

Detalló que los mismos "estarán incomunicados bajo el régimen especial de internamiento" en la cárcel de la localidad de Zacatecoluca (sureste), que alberga a los reos considerados de mayor peligro en el país centroamericano.

El director de la Policía salvadoreña, Howard Cotto, dijo el pasado 19 de junio que "muchos de los homicidios obedecen a la situación de división interna que hay en la MS13, donde han ordenado la depuración o muerte de miembros de la disidencia".

De acuerdo con cifras del cuerpo de Seguridad, el promedio diario de asesinatos pasó de 9,25 a finales de mayo pasado a 9,7 en lo que va de junio, y las muertes violentas suman más de 1.600 en 2017.

El pasado 1 de mayo, el director de Centros Penales, Rodil Hernández, y el ministro de Justicia, Mauricio Ramírez Landaverde, informaron a Efe sobre la división de la MS13, causada por las diferencias sobre el manejo de las finanzas entre el liderazgo nacional e "histórico" y los cabecillas locales.

Hernández sostuvo que la división "quedó evidenciada" desde julio de 2016, cuando la Policía y la Fiscalía ejecutaron la operación "jaque", con la que golpearon por primera vez las finanzas y patrimonio de esta estructura.

Al presentar los resultados de dicha operación el fiscal general, Douglas Meléndez, llamó a los pandilleros de la MS13 de "abajo" a reflexionar sobre la vida que llevaban sus líderes con el dinero de las extorsiones y venta de drogas, que es lavado mediante la compra y venta de vehículos usados, y la inversión en prostíbulos, bares y pequeños hoteles.

Las autoridades de Seguridad salvadoreñas acusan a las pandillas de mantener los altos índices de asesinatos que sitúan al país como uno de los más violentos del mundo, con tasas de 103 y 81,7 asesinatos por cada 100.000 habitantes en 2015 y 2016, respectivamente.

Cargando