EEUU CINE

Collet-Serra dirigirá un thriller sobre la tragedia de Waco en 1993

El director español Jaume Collet-Serra dirigirá un thriller sobre la tragedia de Waco (Texas) en 1993, donde murieron 85 miembros de la secta de los "davidianos" en un suicidio colectivo ocurrido en un rancho, informó hoy el blog especializado Deadline.

El proyecto, que cuenta con un guión de Mark Boal (ganador del Óscar por "The Hurt Locker") y Marc Haimes, será producido por Annapurna Pictures y contará el enfrentamiento entre el FBI y los "davidianos", que convirtió a la localidad de Elk, a las afueras de Waco, en un campo de batalla durante 51 días.

Boal confirmó la noticia y dijo a la publicación que espera comenzar a rodar este mismo año.

"Waco fue un punto decisivo en nuestra historia, en concreto en la batalla entre el FBI y la derecha extrema de EE.UU.", indicó Boal, quien habló del suceso como "una colisión entre una facción militar, la Segunda Enmienda a la Constitución y el derecho a la libertad religiosa".

"Muchos dijeron que esa secta no hacía daño a nadie. Esta historia explicará lo que el FBI y el Departamento de Justicia percibieron como una amenaza, y por qué y cómo el FBI decidió tomar cartas en el asunto", agregó.

Un informe independiente sobre el caso sostuvo que el incendio que destruyó el rancho de los "davidianos" en Waco (EE.UU.) fue provocado deliberadamente desde dentro, y descartó que el FBI fuera responsable de la tragedia.

Ese texto rechazó la hipótesis de que el incendio fue causado durante una operación de los agentes del Buró Federal de Investigación (FBI) que, en la mañana del 19 de abril de 1993, intentaron forzar la salida de los atrincherados con inyecciones de gas dentro del rancho.

Asimismo, descartó que la estrategia de negociación adoptada por el FBI fue inadecuada y causante del suicidio colectivo, liderado por el jefe de la secta, David Koresh.

El incendio fatal que devoró el rancho y sus ocupantes ocurrió después de 51 días de atrincheramiento de los fieles de Koresh, rodeados por las fuerzas policiales que, durante días, intentaron convencer al líder religioso de que debía permitir la salida pacífica de sus seguidores y entregarse.

Cargando