FÚTBOL LIGA CAMPEONES: JUVENTUS-REAL MADRID
FÚTBOL LIGA CAMPEONES: JUVENTUS-REAL MADRID

Así jugó el Real Madrid

Así jugó el Real Madrid la final de la Liga de Campeones disputada en Cardiff ante el Juventus italiano (1-4):

Cardiff, 3 jun (EFE).- Así jugó el Real Madrid la final de la Liga de Campeones disputada en Cardiff ante el Juventus italiano (1-4):

Keylor Navas (8): mantuvo su nivel de salvador del final de temporada, con un inicio clave, firme ante los intentos de Higuaín y con una mano milagrosa a Pjanic. Rápido de reflejos, ágil y con confianza. Nada pudo hacer en el golazo de Mandzukic. En la segunda parte se rebajó su trabajo y respondió bien en la ocasión de más peligro, rápido en su salida ante una llegada de Alves.

Dani Carvajal (8): volvía de lesión y tuvo menor ritmo que en otros partidos. Se notó en una menor participación ofensiva, siempre pendiente de Mandzukic, pero su primera subida fue clave asistiendo a Cristiano en el gol. Le buscaron las cosquillas por alto, en la diferencia de altura y lo compensó con garra. Sin achantarse en un marcaje del que saltaron chispas. Recibió una amarilla evitable a tres minutos del final de la primera parte que le condicionó pero el cambio de panorama de la segunda mitad no le hizo correr riesgos.

Varane (9): firmó un partidazo respondiendo a la fe ciega de Zidane en él. Rápido ante Higuaín en las carreras en balones largos. Tapando con valentía disparos de la frontal, veloz contra Dybala. Fue un muro. Acabó dejando alguna incorporación buena al ataque con calidad.

Sergio Ramos (8): intentó igualar la agresividad que puso el Juventus al arranque y con dos entradas en el mismo minuto, el 31 a Dybala y Alves, recibió una cartulina amarilla que le condicionó. Lo manejo con experiencia, firme en el juego aéreo, clave para despejar las faltas laterales y acciones a balón parado del rival y mostrando su carácter en un pique que viene de lejos con Alves. Le buscó su amigo Higuaín en la segunda parte pero siempre estuvo firme.

Marcelo (8): comenzó el partido impreciso con el balón, con perdidas y pocas subidas, sin mostrar el jugador que es. Apenas un centro era su prestación. En la segunda se liberó y mostró su potencial, clave en el ataque con sus apariciones por la izquierda, para acabar inventando el último tanto de la goleada.

Casemiro (9): se dañó en su primera entrada, nada más comenzar el partido, pero nada le detuvo. Se vació en la batalla del centro del campo por cambiar el rumbo del partido, impreciso con el balón de inicio con alguna perdida pero creciendo con el paso de los minutos. Su agresividad fue clave, tanto como su gol que volvió a adelantar al Real Madrid, con su disparo lejano con dosis de fortuna al tocar en Khedira. Acabó dando un recital físico, achicando por cualquier zona del campo, realizando coberturas y siendo clave.

Kroos (8): su experiencia fue clave para los momentos duros del partido, cuando pidió el balón con personalidad y apareció entre líneas para intentar desequilibrar en el orden del Juventus. Siempre fiable en el pase, acabó imponiendo su potencia en un buen encuentro. Se incorporó al ataque aunque sus disparos no superaron el muro italiano

Modric (9): es el fútbol del Real Madrid, la figura que añoraban en los minutos en los que se imponía el bloque juventino, y el que lideró el juego cuando en la segunda mitad todo cambió. Siempre pidió la pelota y nada le achicó. El partido nacía recibiendo una patada por detrás de Alex Sandro. Había orden de frenarle para que no entrase en juego. Cuando lo hizo surgió el mejor fútbol de control y verticalidad madridista. Buscó el gol pero su disparo lo detuvo Buffon.

Isco (8): de menos a más para acabar jugando una gran final. Fue la apuesta de Zidane, que premió su papel estelar de final de temporada con la titularidad. Su clase asegurada, con mayores dificultades en el primer acto, cuando intentó aparecer en los últimos metros sin éxito en sus acciones pero con voluntad siempre. En la segunda bordó el fútbol, pisando área rival, tocando con velocidad, provocando faltas con su habilidad, destrozando entre líneas el planteamiento de Allegri.

Cristiano Ronaldo (9): cierra con un doblete decisivo un gran año, obteniendo el premio a la regulación de sus esfuerzos. Decidió la final con su pegada. Con un derechazo inicial y apareciendo en la zona del nueve, con el hambre de un matador, para marcar la sentencia en el tercero. Primer jugador que marca en tres finales, autor del tanto 500 en Liga de Campeones del Real Madrid y máximo goleador del torneo por quinta temporada consecutiva.

Benzema (7): tuvo que realizar un trabajo oscuro, peleando con Bonucci y Chiellini para que se beneficiase Cristiano. Apenas tuvo espacios para brillar, intentó hacerse un hueco sin éxito, pero encontró al portugués en la acción rápida del primer gol. En el segundo disfrutó más dejándose caer a banda y asociándose con sus compañeros. No tuvo opciones de marcar y fue el primer cambio de Zidane, para la entrada de Bale.

-----

Bale (6): regresó en la que era su final soñada, en su Cardiff natal, sin ritmo para poder ser titular y disputando los trece últimos minutos con la final sentenciada. Tuvo la oportunidad de marcar un gol, con Cristiano buscándole. Saboreó cada minuto para terminar un año plagado de lesiones con la mayor alegría.

Marco Asensio (8): no pudo aprovechar mejor los ocho minutos que le concedió Zidane. Entró por Isco y fue el jugador que cerró la goleada, marcando a pase de Marcelo, con un disparo con el que superó varios defensores para inscribir su nombre en la historia de las finales conquistadas por el Real Madrid.

Morata (s.c): Entró en el último minuto en el reconocimiento de Zidane a su trabajo en la temporada. Apenas tuvo oportunidad de brillar en los últimos compases en el reencuentro con el que fue su equipo.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir