COLOMBIA D.HUMANOS
COLOMBIA D.HUMANOS

CIDH juzga a Colombia por muerte de ganadero e hijo por paramilitares

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) realizó hoy una audiencia contra Colombia por la secuencia de muertes cometidas contra tres miembros de una familia durante el año 1994 en manos de paramilitares.

La demanda de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) indica que en enero de 1994 el ganadero Noel Emiro Omeara sufrió un atentado, por el cual murió seis meses después, y con el objetivo de ocultar la evidencia de la responsabilidad de los paramilitares, los mismos, buscaron silenciar a sus familiares.

En ese mismo año, en octubre se dio la desaparición y posterior ejecución de su hijo, Manuel Guillermo Omeara, mientras que tras otro atentado quedó convaleciente y falleció años después Héctor Álvarez, suegro de Manuel.

"La responsabilidad internacional del Estado derivada de acciones de actores no estatales en supuestos de aquiescencia y colaboración de agentes estatales. Hay un incumplimiento del deber de garantía, incluyendo el deber de protección frente a amenazas en contra de un grupo determinado", expresó la representante de la CIDH, Silvia Serrano.

Según el caso, el atentado en el cual falleció Noel Emiro era para asesinar al secretario privado del Alcalde de Aguachica por el partido Movimiento de Acción Comunitaria (MAC), José Erminso Sepúlveda Saravia, lo que evidenció cómo el conflicto armado interno colombiano provocaba daños a la población civil.

"Papá era incansable, desafortunadamente desde el día que cayó en el atentado él murió y para nosotros todo ese dolor y sufrimiento fue muy duro. Mi papá estaba en un sitio no adecuado, que desencadenó la posterior de muerte de mi hermano y del señor Héctor", dijo en audiencia la supuesta víctima Jaime Antonio Omeara.

El hijo y hermano de las víctimas añadió que busca justicia y revelar la verdad. Además, indicó que el Estado nunca le brindó a su familia ayuda social o protección.

Jaime Antonio Omeara agregó que su familia tuvo que vender los terrenos de su padre para poder darle los cuidados que lo dejaron convaleciente durante los seis meses posteriores al atentado.

"Pasamos por muchas dificultades y todavía padecemos de esta situación porque vivimos en carne propia el horror de la violencia (...) Luego de la exhumación de mi hermano pudimos ver que le arrancaron las uñas, los dientes y le echaron ácido, lo torturaron y mi hermano no se merecía que le pasara esto", dijo Omeara.

El Estado de Colombia reconoció los hechos y aseguró que ha trabajado en la investigación del caso.

"No hemos tenido una identidad (sobre el asesino) en ninguno de los tres casos, por eso no pudimos realizar una conexión entre los tres casos. Estos tres casos se han investigado muchísimo, se ha manejado mucha actividad investigativa (...) Las hipótesis fuertes de cada caso no tienen una relación fuerte entre ellos", afirmó el testigo propuesto por el Estado colombiano, el fiscal adscrito a la Dirección de la Fiscalía Nacional Especializada en Derechos Humanos, Diego Fernando Rosas.

La audiencia continuará mañana, cuando los representantes de las víctimas y el Estado presentarán sus alegatos finales y a partir de allí los jueces estudiarán la posibilidad de dictar una sentencia, para lo cual no tienen plazo límite.

La CorteIDH forma parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) y sus resoluciones son de acatamiento obligatorio para los estados miembros de ese organismo.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir