Con 500 familias se activó en terreno el programa de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos

En el primer año beneficiará a más de 100.000 familias con proyectos productivos, que ayudarán a erradicar más de 50.000 hectáreas de Coca.

El presidente Juan Manuel Santos, llegó a La Uribe, Meta, con el embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, y los ministros para el Posconflicto, Rafael Pardo y de Defensa, Luis Carlos Villegas, para activar oficialmente el programa de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos.

De esta manera, se inició en firme el cumplimiento del punto 4 del acuerdo de paz, cuyo fin es contribuir a la solución definitiva del problema de las drogas ilícitas en Colombia.

En la zona, 500 familias de este municipio del Meta, firmaron voluntariamente el convenio para acceder al programa del Gobierno.

Al erradicar de forma voluntaria la primera mata de Coca, para sustituirla por un cultivo de plátano, el jefe de Estado habló de lo que significa para Colombia y para el mundo está iniciativa.

El mandatario manifestó, "hoy comenzamos con un plan integral porque la paz nos lo va a permitir para que esa sustitución sea duradera, le dé a los campesinos una vida digna y una vida libre de violencia y en paz".

"El mundo lleva 40 años luchando contra las drogas, una guerra que no se ha ganado porque a los campesinos no les hemos dado la alternativa que los sostenga y los estimule a hacer este cambio", manifestó el presidente Santos.

El ministro Pardo, explicó que se les brindará a las familias que accedan a la sustitución voluntaria un salario de un millón de pesos mensuales por un año.

Además tendrán un millón 800 mil pesos, por una vez, para proyectos de seguridad alimentaria o de auto-sostenimiento.

Un adicional de $9 millones, por una vez, para proyectos de ciclo corto, como piscicultura y avicultura y desde el segundo año, inversión hasta por $10 millones de pesos por familia, para consolidar proyectos productivos.

La meta de este programa es la de sustituir alrededor de 50 mil hectáreas de sembradíos ilegales durante el primer año de su implementación, en más de 40 municipios de los departamentos más afectados por el conflicto.

A la fecha el programa inicia a nivel Nacional con 83.790 familias vinculadas, en 67.193 hectáreas de 13 departamentos de Colombia. La meta es vincular a 100 mil familias en todo el país.

 

Cargando