ARGELIA ELECCIONES
ARGELIA ELECCIONES

Bouteflika dice que los comicios del 4 de mayo son una muestra de estabilidad

El presidente de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, afirmó hoy que las elecciones legislativas del próximo 4 de mayo representan "la estabilidad política e institucional de Argelia, un resultado valioso que es el fruto de nuestros esfuerzos conjuntos".

En un mensaje a la nación leído en su nombre por la ministra de Correo y Tecnología de la Información y de la Comunicación, Iman Huda Feraun, el mandatario subrayó que esta convocatoria cobra especial importancia porque se produce después de "la profunda revisión institucional ocurrida el año pasado".

La nueva Asamblea "tendrá la noble misión de continuar la aplicación de las disposiciones importantes derivadas de la reforma constitucional" agregó Bouteflika antes de admitir que coinciden también "con una coyuntura financiera cargada de retos para nuestro país".

Argelia está sumida en una profunda crisis económica desde que hace tres años se desplomaran los precios de petróleo y el gas, materias primas que suponen el 97 por ciento de las exportaciones del país.

El descenso de los ingresos ha obligado al Gobierno argelino a gastar una importante cantidad de sus reservas de divisas para mantener la paz social a base de conservar el sistema de subsidios estatales.

La nueva Asamblea "deberá también legislar para la finalización de diversas reformas destinadas a promover una economía más diversificada, con el fin de reducir la dependencia" del mercado mundial de los hidrocarburos, señaló.

"Por todas estas razones, las próximas elecciones tienen una dimensión especial que llama a cada uno de vosotros", añadió antes de indicar que la seguridad del proceso está garantiza por el Ejército y el resto de las fuerzas del orden.

"Los poderes públicos han tomado las medidas necesarias para una buena organización de las elecciones, incluida la movilización de cerca de medio millón de funcionarios para gestión de más de 65.000 centros y oficinas de voto", declaró.

Bouteflika, que acaba de cumplir 80 años, apenas aparece en público y no se dirige a la nación desde que en 2013 sufriera un derrame cerebral.

En los últimos meses, la televisión y la prensa estatal han mostrado diversas imágenes, aunque sin sonido, del mandatario participando en silla de ruedas en diversos actos para intentar acallar los rumores sobre su verdadero estado de salud.

En su alocución, el ministro de Interior y de Colectividades Locales, Nureddín Bedui, reconoció, por su parte, que su país está "rodeado" de peligros y hizo hincapié en el papel de la sociedad civil a la hora de sensibilizar al ciudadano de esta situación y de las amenazas que afronta Argelia.

"El Gobierno sólo no puede hacer frente y encontrar soluciones a estos peligros, necesita la sociedad civil debemos convencernos de que debemos estar unidos para afrontar estos peligros", dijo Bedui antes de pedir una participación "masiva".

Monopolizadas por el Frente de Liberación Nacional (FLN), partido único hasta 1989, las elecciones legislativas nunca han despertado demasiado interés en una población argelina que ya sabe de antemano quién será el ganador.

En las elecciones de 2012, la participación alcanzó el 43,14 por ciento, una cifra significativamente superior al de los comicios de 2007, cuando solo votó un 36 por ciento, el dato más bajo desde la independencia en 1962.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir