Dos de los tres candidatos a alcaldía de Tumaco tienen señalamientos en su contra

La MOE y la Fundación Paz y Reconciliación aseguran que ese municipio de Nariño podría tener los mismos problemas de la Guajira, incluso políticamente.

Estas elecciones atípicas están enmarcadas por varios señalamientos en contra de los candidatos Sandra Estacio Bermúdez y Julio Cesar Rivera quienes se reparten el apoyo de la Unidad Nacional para sus aspiraciones.

Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, entregó un panorama de la lucha por el poder que hay en esa zona del país que ha sido blanco de grupos al margen de la ley, droga, corrupción y falta de gobernabilidad.

“Sandra Estacio es la heredera de la alcaldesa destituida y hereda del también destituido Neftalí Correa, esta es la candidatura más fuerte y representa el continuismo. Al otro lado está Julio Rivera que está respaldado por Cambio Radical con una campaña sumamente cara y con el apoyo de Germán Vargas Lleras. Finalmente está Francy Estupiñán que es una persona desconocida. El panorama es de continuismo”.

Tumaco ha resultado ser un lugar estratégico para los caciques electorales y los problemas de liderazgo han llevado a que no haya gobernabilidad, lo que ha sido aprovechado por los grupos al margen de la ley. Alejandra Barrios, directora de la MOE, aseguró que los candidatos representan las estructuras políticas que han estado en escándalos de corrupción.

“Vemos siempre los mismos nombres porque los poderes locales son muy fuertes y los partidos políticos no han tomado la decisión de hacer procesos democráticos para elegir buenos candidatos. Acá hay fuertes caciques electorales para continuar con el poder político”.

Ávila y Barrios coinciden que en Tumaco se está pareciendo demasiado a la guajira por todos los problemas que existen y por la política tradicional que se ha encriptado allí.

Cargando