Fiscalía rechazó trato VIP para capturados por corrupción

El fiscal dijo: “es un pésimo mensaje” que clubes oficiales se conviertan en cómodas cárceles para investigados y condenados.

Fiscalía. /

Tras confirmar que por solicitud de la defensa, el contratista Andrés Jaramillo, capturado por el “carrusel de contratos de Bogotá”, se convirtió en otro beneficiario de la comodidad de los clubes de la Policía y las guarniciones militares para cumplir las medidas de aseguramiento, la Fiscalía dejó constancia de su desacuerdo. 

“Fiscal General Néstor H. Martínez instruye revertir traslado a Cespo de expresidente de Conalvías Andrés Jaramillo detenido por corrupción”, señala un comunicado de la Fiscalía publicado en Twitter. 

El traslado de Jaramillo no es casualidad. Al parecer ya se convirtió en un trámite de rutina que cada capturado, por diferentes delitos, especialmente corrupción, y que a su juicio considere algún riesgo de seguridad o cambie información por comodidad, termine en el Centro de Estudios Superiores de la Policía Cespo o en el Club de oficiales de algún batallón. 

"Pésimo mensaje que Clubes oficiales sirvan de centros de reclusión para indiciados o condenados por corrupción", dijo que fiscal Néstor Humberto Martínez. 

El expresidente de Conalvías no es el único que consiguió un trato VIP para pasar los días de su proceso judicial, en la lista hay ex congresistas como Otto Bula por el caso Odebrecht, militares y policías como los generales Miguel Maza Márquez y Flavio Buitrago, empresarios como Santiago Uribe, hermano del ex presidente Álvaro Uribe y hasta ex alcaldes como Samuel Moreno disfrutaron de la hospitalidad castrense. 

¿Qué se necesita para cambiar la cárcel por un club oficial? 

Lo primero es la solicitud que hace la defensa de los implicados, casi todos creen tener ese beneficio. Los jueces dejan claro que es por cuestiones de seguridad o salud. 

Más tarde es el juez o la autoridad (fiscal) que ordenó la detención, quien define si acepta la solicitud de los abogados, algunos muy expertos en ese trámite como Jaime Granado que en dos casos: Santiago Uribe y Andrés Jaramillo, logró una reclusión especial. 

Finalmente es el Inpec quién cumple el traslado previa autorización del club o guarnición militar; en otras palabras, nadie se hospeda sin hacer una reserva o que el responsable de ese alojamiento confirme la disponibilidad.

 

Cargando