Nadie podrá usar lenguaje discriminatorio para dirigirse a personas homosexuales: Corte

El Alto Tribunal protegió los derechos de un hombre que era agredido verbalmente por sus vecinos.

Por considerar que es un lenguaje discriminatorio y que viola el derecho a la igualdad, la Corte Constitucional ordenó que nadie podrá dirigirse o señalar a las personas homosexuales con palabras ofensivas.

La orden se dio al fallar una tutela en favor de un hombre que era víctima de agresiones verbales, por parte de sus vecinos, quienes se referían a él con las pagaras "marica”, “mariquita” o “maricón”.

La Corte señaló que es un caso de evidente discriminación, no solo porque los términos que se usan, sino porque encierran una serie de estereotipos y prejuicios. "No resulta admisible (...) que se constituyan actos discriminatorios a través de expresiones verbales cuya motivación es la ofensa en razón de condiciones personalísimas, como lo es la orientación sexual diversa".

La Corte señala que los integrantes de la comunidad Lgtbi están en constante indefensión y recordó que la exposición pública de la discriminación puede acarrear graves consecuencias como la vulneración al libre desarrollo de la personalidad y dignidad humana.

Cargando