Contaminación en río Caquetá por cadáveres tras tragedia de Mocoa

El municipio de Curillo se abastece de agua del río Caquetá y el servicio de acueducto fue suspendido.

Más de 5.000 habitantes del municipio de Curillo, en el sur del departamento, no tienen agua potable, tras la contaminación del río Caquetá, por la cantidad de cadáveres que ha arrastrado el afluente, como consecuencia de la tragedia ocurrida en Mocoa, Putumayo.

A raíz de la situación, las autoridades de Curillo, tuvieron que suspender, de manera inmediata, el servicio de acueducto, teniendo en cuenta que el río Caquetá es el único que abastece del vital líquido a la población; así lo confirmó a Caracol Radio José Ferrín Realpe Orobio, alcalde de la localidad.

El mandatario local señaló que como plan de contingencia, el Ejército habilitó varios carrotanques para llevar agua potable de otros municipios del sur del Caquetá, mientras se supera la emergencia en la población.

Cargando