CUBA OCÉANOS

Cuba abre observatorio regional de acidificación marina, financiado por OIEA

Cuba inauguró hoy el Observatorio Regional del Caribe para la medición de la acidificación de los océanos en la ciudad centro-sureña de Cienfuegos, un proyecto financiado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

El director general adjunto del OIEA, Dazhu Yang, asistió a la apertura del observatorio, primero de su tipo en Cuba, que se inserta en el Proyecto RLA-70-20 de ese organismo, con estudios ya comenzados en los cayos del norte de la provincia central Villa Clara y la zona Rancho Luna, de Cienfuegos.

Esos estudios toman como testigos para los análisis y evaluaciones a núcleos de corales, organismos que reflejan el grado de acidificación del mar.

El observatorio está ubicado en el Centro Internacional de Buceo de Rancho Luna y dispone de un taladro neumático impulsado con agua de mar para extraer los núcleos de coral, así como de sondas multiparamétricas que miden la temperatura, acidez y presión parcial de dióxido de carbono.

La instalación es parte de un proyecto regional denominado Establecimiento de una Red de Observación en el Caribe para medir la acidificación de los océanos y su impacto en el Florecimiento de Algas Nocivas (FANs), mediante técnicas nucleares.

El directivo de la OIEA, Dazhu Yang, también recorrió las instalaciones del Centro de Estudios Medioambientales (CEAC) de Cienfuegos, institución científica que ha recibido la asistencia técnica de ese organismo internacional.

El directivo, quien inició su visita a la isla el pasado lunes, ha recorrido una serie de instituciones cubanas relacionadas con su especialidad como el Centro de Aplicaciones Tecnológicas y Desarrollo Nuclear y el Centro de Isótopos, Centro de Protección e Higiene de las Radicaciones y los institutos de Cibernética, Matemática y Física y el de Información Científica y Tecnológica.

Sobre la apertura del Observatorio Regional del Caribe el especialista del CEAC, Alain Muñoz, consideró que contribuirá a interpretar mejor las señales de las afectaciones para proponer medidas de mitigación para el estudio de la acidificación marina.

Además resaltó que ambas instituciones han participado conjuntamente durante 15 años en la solución de problemas propios del desarrollo nacional y en estudios de complejos procesos como la acidificación, el incremento del nivel del mar, el florecimiento de algas tóxicas, la salinización de cuencas hidrográficas y el transporte de contaminantes en estos sistemas ambientales.

Cargando