Lo más leído

  • Las verdaderas razones por las que los perros lamen a sus dueños
  • Las fotografías con las que Jessica Cediel enamoró a más de uno
  • “Es mi Instagram y no pongo nada jurídico”: Jueza ‘fitness’ sobre sus fotos
  • El baile de Valerie Domínguez en vestido de baño presumiendo su figura
  • Daniela Ospina no se resistió e hizo famoso baile de Tiktok junto a su hija
  • Alerta en Pereira por hurtos a las afueras de cajeros automáticos

La nueva fase de la "guerra antidroga" de Duterte causa 28 muertos en 10 días

Veintiocho presuntos toxicómanos y narcotraficantes han muerto en enfrentamientos con la policía en Filipinas desde que el Gobierno del presidente Rodrigo Duterte reanudara hace diez días la campaña antidroga con la promesa de que sería "menos sangrienta".

Las víctimas fueron abatidas por los agentes tras supuestamente resistirse al arresto en 979 operaciones policiales en todo el país desde el comienzo de la operación Double Barrel Reloaded ("Doble Cañón Recargado") -nombre de la nueva fase de la campaña- hasta esta madrugada, indicó hoy la Policía Nacional en un informe.

En los últimos diez días los policías han visitado 55.087 domicilios y han arrestado a 1.577 sospechosos, según los datos oficiales.

El documento especifica que 4.448 drogadictos y 231 traficantes se han entregado voluntariamente a las autoridades desde que Ronald dela Rosa, director de la Policía Nacional y hombre de confianza de Duterte, declarara el inicio de la segunda fase de la campaña el pasado día 6.

La nueva etapa, iniciada tras una suspensión temporal de un mes, busca solo ser "menos sangrienta, si no carente de sangre por completo", según anunció Dela Rosa, que incluso invitó a la Iglesia católica a participar en la supervisión de las operaciones antidroga.

Amnistía Internacional (AI) criticó hoy las 28 muertes producidas y aseguró que "no se han materializado las reformas de la policía prometidas por el presidente durante la suspensión por un mes de las operaciones contra la droga en el país".

Duterte suspendió temporalmente la campaña antidroga a finales de enero para "limpiar" de corrupción la Policía tras una primera fase en la que se produjeron más de 7.000 muertos en siete meses, de ellos más de 2.500 a manos de agentes.

La "guerra contra las drogas", que en su primera fase concedió impunidad a los asesinatos de supuestos traficantes y adictos, recibió duras críticas de países y organizaciones internacionales por presuntamente violar los derechos humanos de la población.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir