Lo más leído

  • Cuatro empresas llegarán a Pereira a generar más de 10 mil empleos
  • Recuperan lote invadido en Pereira donde funcionaba parqueadero
  • La 'atrevida' foto de Carla Giraldo que tiene suspirando a sus fans
  • Corte Constitucional tumba decreto que permite a Gobierno rescatar empresas
  • ELN reconoce participación en desmanes contra CAI de la Policía
  • "Soy mala para posarle a la cámara": Greeicy en su sesión de fotos

¿Son el deporte y el tabaco una mezcla peligrosa?

Un deportista afronta una competición con opciones de victoria. Antes de calentar se relaja, enciende un cigarrillo y se lo fuma a la vista de sus compañeros.

Villa Olímpica de Río de Janeiro. Varios compañeros de una delegación se esconden en una escalera para fumar un cigarrillo. Luego comparten un paquete de chicles para disimular el olor a tabaco en el aliento. Por esa escalera pasan al menos miembros de sus equipos de baloncesto, balonmano, hípica, tiro, rugby y natación, hace memoria un testigo.

Son escenas reales, solo un puñado de ejemplos de los muchos que conoce cualquier persona cercana a los deportistas. Casos que muestran una realidad sorprendente: son muchos los deportistas ya retirados que se convierten en fumadores habituales, pero no son pocos los que tienen ese hábito aún estando en activo.

En vísperas del Día Mundial del Cáncer, el 4 de febrero, se ha sabido que la incidencia de esta enfermedad en España ha sobrepasado ya las estimaciones hechas para 2020. El tabaco es, como se conoce, uno de los principales factores de riesgo.

Para citar otros ejemplos, unos karatecas esperan su turno de competición fuera de un estadio. Mientras hacen tiempo, fuman un cigarrillo. Alguno tiene que apagarlo a toda prisa cuando le llaman para entrar en acción. Su entrenador, cuando está en el gimnasio, esconde la cajetilla debajo del karategui.

Regina Dalmau, miembro de la Fundación Española del Corazón y presidenta del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, señala que los deportistas no pueden llamarse a engaño: el tabaco no les hace menos daño por el hecho de que se entrenen todos los días o sigan supuestamente otros hábitos saludables en su vida cotidiana.

Una excepción al silencio del que se rodean los deportistas que fuman la constituyen los futbolistas, a muchos de los cuales no les ha importado airear su hábito en público. Alfredo Di Stéfano, el fallecido (por cáncer de pulmón) Johan Cruyff, Diego Maradona, Mario Balotelli, Wayne Rooney o Ashley Cole han sido retratados alguna vez con un cigarrillo.

También Michael Jordan, visto a menudo con un puro en la boca, ha sido utilizado como excusa por algunos fumadores para destacar que el tabaco no puede ser tan malo cuando no impidió a la exestrella de la NBA ser uno de los mejores deportistas de la historia.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir