Cumbre Premios Nobel de Paz

Ramos Horta: política Trump puede beneficiar a China

En su viaje a Colombia, el nobel intervendrá en el debate sobre las nuevas oportunidades que ofrecen la paz, el diálogo y la reconciliación.

El premio Nobel de la Paz José Ramos Horta. /

El premio Nobel de la Paz José Ramos Horta afirmó que China puede beneficiarse como potencia emergente global si el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emprende el camino de la confrontación en Asia.

El ex presidente de Timor Oriental y miembro del Club de Madrid visitó la capital española para ofrecer una conferencia sobre desarrollo democrático y derechos humanos como experto en los procesos regionales de Asia-Pacífico, antes de asistir esta semana a una cumbre de premios Nobel de la Paz en Colombia.

Aunque precisó que "todavía no sabemos cuál es la política norteamericana, pues sabemos solamente a través de twitter y las órdenes ejecutivas del presidente, las consecuencias van a impactar negativamente en los intereses americanos y su liderazgo global".

"El país que está ganando con todo esto es China, pues nuestra región esperaba tener una continuidad de una política americana previsible, estable y hay preocupación por lo que pasa, pues en Asia no interesa la confrontación entre Estados Unidos y China", explicó Ramos Horta.

Y aunque admitió que "hay miedo y recelo a la influencia China" en los países de la región, "para su prosperidad necesitan paz, estabilidad y una China fuerte".

Como ejemplo, citó el superávit comercial de los países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) con China frente al déficit que tiene Estados Unidos con la potencia asiática.

"No hay ninguno de los países que tiene reivindicación en el mar del sur de China que vaya a cambiar su posición. Políticamente sería un suicidio. Todos van a mantenerla y China lo sabe", indicó Ramos Horta, quien apostó por la explotación conjunta de los recursos atesorados en las islas en disputa.

"Encontrar una fórmula de desarrollo conjunto, de explotación conjunta por todos los estados que tienen una reivindicación postergando para más tarde la resolución de las fronteras" es la manera que él considera más acertada para evitar enfrentamientos.

La confrontación "no interesa a ningún país de la región. No interesa a Japón, ni a Corea del Sur, aliados de los americanos (...) pues todos van a perder", añadió.

Tras recordar el éxito de la política de contención estadounidense frente a la Unión Soviética allí donde tenían "intereses vitales estratégicos", Ramos Horta considera que la mejor política para Pekín será mantener la "serenidad, revelando una actitud de gran potencia".

"Van a ganar. Los asiáticos verán a China como una civilización de 5.000 años, con más madurez", exclamó.

Elegido por Ban Ki Moon en 2015 para presidir el Panel Independiente de Alto Nivel sobre Operaciones de Paz de Naciones Unidas, Ramos Horta recuerda que tanto Nelson Mandela en Sudáfrica como los líderes de la independencia de Timor Oriental decidieron apostar por la reconciliación.

En su viaje a Colombia intervendrá en el debate sobre las nuevas oportunidades que ofrece la paz, el diálogo y la reconciliación "tras un conflicto sangriento" y defendió el liderazgo en la toma de decisiones políticas como ha hecho el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

"Aunque el acuerdo de paz fue negociado, firmado y rechazado por una mayoría, el Parlamento lo aprobó, hay más de un 50 % que no está contento" y en esto "la experiencia de Timor es interesante, aunque -matizó- hay diferencias".

"El liderazgo timorense, Xanana Gusmao, yo y otros tomamos la decisión y luego no planteamos al pueblo si están de acuerdo o no con la reconciliación. Los líderes en la historia son líderes para tomar decisiones y si tienen credibilidad y autoridad el pueblo les va a seguir. Fue lo que pasó en Sudáfrica con Mandela"

El que fuera representante Especial de Naciones Unidas y Jefe de la Oficina Integrada de Construcción de la Paz en Guinea Bissau aboga también por la imaginación para resolver la cuestión del Sahara Occidental.

"Una solución provisional e imaginativa que permita la distensión entre Marruecos y Argelia con la normalización de la vida de los saharauis" consideró que es lo más recomendable para el proceso de autodeterminación del Sahara Occidental.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir