FRANCIA SOCIALISTAS (Previsión)

Valls reprocha a Hamon "vender sueños"

El ex primer ministro francés Manuel Valls trató hoy de presentar a su opositor en las primarias socialistas, el exministro Benoît Hamon, como un "vendedor de sueños", en el debate "cara a cara" a cuatro días de la segunda vuelta del próximo domingo.

París, 25 ene (EFE).- El ex primer ministro francés Manuel Valls trató hoy de presentar a su opositor en las primarias socialistas, el exministro Benoît Hamon, como un "vendedor de sueños", en el debate "cara a cara" a cuatro días de la segunda vuelta del próximo domingo.

Frente al ganador de la primera ronda, que todos los sondeos dan como vencedor, Valls trató de presentarse como un candidato "realista" con un proyecto realizable y capaz de ganar en abril-mayo próximo las presidenciales de Francia.

Hamon defendió su programa ambicioso, atacó la austeridad en la economía y el "dogma" del déficit del 3 % y apostó por sus ideas "audaces", encabezadas por el subsidio universal que calificó de "nuevo pilar de la seguridad social".

Ese proyecto, que se ha convertido en el eje de la campaña de las primarias socialistas, fue calificado de "irrealizable" por Valls, que llegó incluso a asegurar que pone en solfa el actual sistema de protección social de Francia.

El ex primer ministro aseguró que el programa de Hamon comporta demasiadas promesas "imposibles de efectuar sin aumentar los impuestos", a lo que opuso un proyecto "responsable" en buena medida continuista con el que dirigió al frente del Gobierno hasta diciembre pasado.

Hamon defendió que su subsidio universal no supondrá una explosión de la deuda, y aseguró que lo financiará con impuestos a los más ricos y otros nuevos, como el que proyecta sobre los robots, a los que acusó de ser un factor de destrucción de empleo.

"El coste de mi proyecto es aceptable a condición de abandonar la austeridad, tal como preconiza el Fondo Monetario Internacional", afirmó el candidato favorito.

Y acusó a Valls de "haber financiado sueños en el Gobierno, pero los de aquellos que ya tenían mucho", en referencia a diversas medidas que consideró liberales de la acción gubernamental del ex primer ministro.

Otro de los puntos de discrepancia fue sobre la seguridad, en el que Valls defendió las sucesivas prolongaciones del estado de emergencia para luchar contra la amenaza terrorista, algo a lo que se opone Hamon.

"Soy partidario de una lucha implacable contra el terrorismo pero respetando los derechos", afirmó el exministro de Educación, que consideró que el estado de emergencia solo fue útil en las semanas posteriores a los atentados de noviembre de 2015.

Los dos coincidieron en la "amenaza" que para Europa y para el mundo representa el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Valls aseguró que Trump supone "un peligro de dislocación de la Alianza Atlántica", mientras Hamon afirmó que, para contrarrestarlo, "será necesario unir más a Europa".

Los dos candidatos criticaron con dureza al candidato conservador francés, François Fillon, después de que la prensa revelara hoy que su esposa tuvo un empleo ficticio como asistente parlamentaria.

Para Valls, ese hecho, de demostrarse cierto, pone en duda la limpieza en la que basa su candidatura Fillon, mientras que Hamon aseguró que pone de manifiesto la urgencia de prohibir que los parlamentarios contraten como asistentes a familiares cercanos.

Hamon, que tiene asegurada la victoria si mantiene los votos de la primera vuelta y suma los del tercero, Arnaud Montebourg, que ha pedido votar por él, aseguró sentirse más cercano del neocomunista Jean-Luc Mélenchon que al más liberal Emmanuel Macron.

Ambos son candidatos a las presidenciales, han renunciado a presentarse a las primarias y aventajan al postulante socialista en los sondeos.

Valls, por su parte, afirmó sentirse más cerca de Macron, a quien tuvo en su Gobierno como ministro de Economía.

Ante las dudas de que en caso de derrota Valls pueda pedir el voto en las presidenciales para Macron y no para Hamon, el ex primer ministro aseguró que no lo hará.

Y reprochó a Hamon no haber sido leal con el Gobierno tras su salida en 2014, al tiempo que recordó su voto contrario o su abstención a varias de las leyes presentadas por su Ejecutivo.

Cargando