Explican causa de incendios en Galaxy Note 7

Se confirma que la causa de su tendencia a estallar en llamas estaba en las baterías.

La empresa surcoreana anunció que habrá mejor control de calidad y pruebas más rigurosas. También demoró la salida de su teléfono de siguiente generación, el Galaxy 8, anunciada generalmente en febrero.

Ante los fuegos espontáneos, muchos filmados en videos que luego circularon por YouTube, Samsung retiró millones de teléfonos y sufrió una baja de 5.300 millones de dólares en sus ganancias, además de un golpe imposible de medir a su reputación.

Si bien los analistas elogiaron a Samsung por sus disculpas y franqueza, se preguntaron si el segundo fabricante mundial de teléfonos móviles ha llegado al fondo del problema al atribuirlo a defectos de diseño y la producción de baterías.

El analista Frank Gillett dijo que la compañía puso el acento en la detección de problemas de fabricación, no en la prevención de problemas anteriores de diseño. La compañía, añadió, debe encontrar la manera de impedir que las presiones comerciales, como la prisa para poner un teléfono en el mercado, lleven a los ingenieros a tomar malas decisiones. Samsung quería estrenar su Note 7 semanas antes de que apareciera el iPhone 7 de Apple.

Durante una conferencia de prensa por internet en inglés, chino y coreano, Samsung dijo que las pruebas con más de 200.000 teléfonos y 30.000 baterías permitieron identificar distintos problemas con los dos tipos de baterías usados en el Note 7.

Las empresas estadounidenses UL y Exponent examinaron las baterías y la compañía alemana TUV Rheinland analizó la cadena de suministro como parte de la última investigación, agregó.

Samsung atribuyó el problema al diseño y a errores de producción en dos tipos diferentes de baterías cometidos por dos fabricantes distintos.

La explicación de los problemas, sumamente técnica, se reduce a que las baterías — relativamente grandes— no encajaban bien en los celulares y a que no había suficiente material aislante en el interior.

En las baterías de uno de los fabricantes —posiblemente Samsung SDI— empleadas en los primeros Note 7 que se retiraron del mercado, los inspectores detectaron daños en las esquinas superiores. Esto, combinado con separadores finos y una alta densidad de energía, sobrecalentó los terminales. Otro de los defectos es que el diseño de la batería no tenía espacio suficiente para acomodar de sus electrodos de forma segura.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir