Fue por chocolate en polvo pero le dieron cocaína

El singular caso ocurrió en Zaragoza, donde el comprador de un tarro de cacao recibió, sin darse cuenta, 250 gramos del alcaloide.

Un español se llevó la sorpresa de su vida. Compró un tarro de chocolate en polvo, pero en lugar del alimento encontró un paquete con cocaína.

La curiosa situación se vivió en Zaragoza, según publica el diario El Heraldo de Aragón, el cual detalla que el caso sucedió durante las pasadas fiestas de Navidad, donde el hombre, cuya identidad no fue suministrada, fue de compras a un supermercado, tomó un bote o tarro de cacao en polvo de una marca conocida y la pagó junto a otros productos.

Pero “al llegar a su domicilio y observarla detenidamente, le extrañó que el precinto (sello de seguridad) no estuviera del todo cerrado. Decidió abrirla y, al comprobar su interior, no podía dar crédito a lo que había dentro. Entre el polvo de cacao asomaba un sospechoso paquete con otro tipo de polvo, de color blanco. Sin pensárselo dos veces y para evitar problemas, este zaragozano cogió tanto el bote como el recibo de la compra del supermercado y se fue directamente a la comisaría más cercana” señala el periódico.

La policía encontró que el paquete con el polvo blanco en realidad eran 250 gramos de cocaína, un alijo que podría costar 13.000 euros.

La Policía Nacional abrió una investigación para averiguar tanto su procedencia como el destinatario, para lo cual ha extraído todas las huellas dactilares posibles y analiza las cámaras de seguridad del supermercado para determinar quiénes manipularon el tarro.

“Lo que los agentes parecen tener claro es que la caja no llegó así al supermercado desde la fábrica, sino que alguien la manipuló posteriormente con la clara intención de traficar con la droga sin levantar sospechas. En cualquier caso, hasta la fecha no se ha producido ninguna detención por estos hechos”, concluye el diario español.

Cargando