Médicos esperan que Bush padre abandone cuidados intensivos en las próximas horas

El expresidente de EE.UU. se encuentra hospitalizado desde la tarde del jueves 19 de enero a causa de una enfermedad respiratoria.

Los médicos esperan que el expresidente estadounidense George Bush padre (1989-1993) abandone la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro médico de Houston (Texas) dentro de las próximas 24 horas o en un máximo de dos días, informó hoy su jefe de gabinete, Jean Becker.

"Sus signos vitales son normales y los médicos esperan que pueda abandonar la UCI entre mañana el lunes y el martes", señaló Becker en un comunicado.

El exmandatario, de 92 años, respira correctamente sin asistencia mecánica desde el pasado jueves y está deseando volver "lo antes posible" a su horario regular.

Quien fuera el presidente número 41 de Estados Unidos fue ingresado el pasado fin de semana en el Hospital Metodista de Houston por problemas al respirar, pero su situación empeoró hasta el punto de ser intervenido el miércoles para "proteger y limpiar sus vías respiratorias", un procedimiento que requiere sedar al paciente.

Su esposa, Barbara Bush, que tiene 91 años, fue ingresada el miércoles en el mismo hospital por precaución después de experimentar un cuadro de fatiga y tos, aunque su situación es menos complicada.

De hecho, la ex primera dama de Estados Unidos desestimó hoy ser dada de alta y optó por quedarse un día más para seguir con su recuperación y estar más cerca de su marido.

Uno de los hijos del matrimonio, el también expresidente George W. Bush, que estuvo el viernes presente en la investidura del nuevo mandatario de EE.UU., Donald Trump, agradeció a través de las redes sociales el apoyo recibido y aseguró que las oraciones que piden la recuperación de sus padres están surtiendo efecto.

Aunque en su 90 cumpleaños se lanzó en paracaídas para demostrar su vitalidad, el expresidente ha sido hospitalizado en diversas ocasiones durante los últimos años por diferentes motivos.

En julio de 2015, por ejemplo, se rompió una vértebra del cuello en una caída y en 2012 pasó las vacaciones navideñas en el mismo centro hospitalario, afectado por una bronquitis y una infección vírica que lo tuvieron ingresado mes y medio.

Cargando