BIRMANIA MINORÍAS
BIRMANIA MINORÍAS

OCI reclama al Gobierno de Suu Kyi que reconozca y ampare a la etnia rohinyá

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) reclamaron hoy al Gobierno de Birmania (Myanmar) que dirige la nobel de la paz Aung San Suu Kyi que reconozca y proteja a la minoría musulmana rohingya.

El llamamiento surge cuando organizaciones como Amnistía Internacional y Human Rights Watch denuncian asesinatos, torturas y violaciones de miembros de esta minoría a manos de soldados en el estado Rakáin, situado en el oeste de Birmania (Myanmar).

En el comunicado final divulgado al término de la reunión extraordinaria celebrada hoy en Kuala Lumpur, los ministros expresan su "grave preocupación" por la pérdida de vidas inocentes y el desplazamiento de decenas de miles de rohinyás debido a la violencia en el estado de Rakáin.

"El Gobierno de Myanmar debe aplicar medidas decisivas para restablecer el orden (...) debe adoptar todas las medidas necesarias para detener la violencia y la discriminación contra la minoría musulmana rohinyá y los continuos intentos de negar su cultura y su identidad", destacó la resolución.

El reconocimiento de los rohinyás como una minoría étnica en vez de "emigrantes bengalíes" y la restitución de la ciudadanía birmana que obtuvieron en 1982 son otras dos peticiones de la OCI.

La reunión ministerial también instó al Ejecutivo que dirige Suu Kyi a restablecer "la paz y la armonía entre las distintas comunidades a través del diálogo y un proceso nacional de paz y reconciliación que implique a todos los estamentos de la sociedad".

Birmania tiene una población de unos 48 millones de personas, de los que al menos el 30 por ciento pertenece a alguna de las minorías étnicas del país, como los chin, kachín, karen, kokang, kayah, mon, rakáin, shan y wa.

La OCI acordó aumentar la vigilancia sobre la situación de los rohinyás y elevar la categoría de las visitas del organismo a Birmania.

El primer ministro de Malasia, Najib Razak, anunció un fondo de apoyo a los rohinyás durante el discurso con el que inauguró la sesión.

La relatora especial de la ONU sobre los derechos humanos en Birmania, Yanghee Lee, concluye mañana en Rangún una visita de doce día al país asiático que le permitirá elaborar un informe en el que también tratará de los rohinyás.

Más de un millón de miembros de esta minoría viven en Rakáin, donde sufren una creciente discriminación desde el brote de violencia sectaria en 2012 que causó al menos 160 muertos y dejó a unos 120.000 de ellos confinados en 67 campos de desplazados.

El ataque a tres puestos fronterizos por un supuestos insurgentes rohinyás el 9 de octubre pasado recrudeció la situación y en ese contexto se enmarcan las denuncias de Amnistía Internacional y Human Rigths Watch, y los 65.000 rohinyás que han huido a Bangladesh, según la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH).

Las autoridades birmanas han negado se violen los derechos humanos y sostienen que las fuerzas de seguridad cumplen la ley, y también se han comprometido a retirar el bloqueo a la entrada de ayuda humanitaria, de la que dependen unas 150.000 personas.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir