Andrew Garfield defiende las bondades de las sustancias alucinógenas

El actor admite que el consumo de determinadas estas le ha servido para conectar con el lado más espiritual de la vida.

El actor Andrew Garfield no ha tenido reparo alguno en confesar que durante buena parte de su juventud, pero solo en ocasiones muy concretas, confiaba en los efectos de las sustancias alucinógenas para mantener una relación más profunda con el medio natural y vivir "experiencias increíbles" relacionadas con el plano más trascendental de la existencia humana. 

"Mira, no tengo intención alguna de promover el consumo de estas cosas entre los jóvenes, pero tengo que reconocer que he tenido experiencias increíbles con las setas. Siempre que las he tomado ha sido por medio de una especie de ritual, en el exterior y rodeado de naturaleza. En mi caso, me ha servido para descubrir mi faceta más espiritual", reveló el intérprete anglo-estadonidense a la revista Shortlist.

Tan satisfecho está el artista con la apertura de miras que parecen haberle brindado los estupefacientes, que no ha dudado en comparar las sensaciones que le invaden tras su ingesta con la reacción emocional que experimentó cuando asistió con 16 años a su primera obra de teatro.

"La primera vez que de verdad entendí el concepto de espiritualidad, al vivirlo en mis propias carnes, fue cuando asistí a mi primera obra de teatro. Tenía 16 años y estamos hablando de uno de esos montajes de [la renombrada y transgresora compañía] Théâtre de Complicite que, no sé, despertó algo en mi interior que me hizo decir: 'Esto es lo debo hacer con mi vida'. Fue algo muy misterioso, como cuando consumes setas. Las puertas de la percepción se me abrieron de par en par", recordó en un peculiar ejercicio de introspección.

Andrew proyecta un entusiasmo similar a la hora de compartir públicamente que la impresión que le dejaron sus primeros encuentros con Mel Gibson, director de su película 'Hasta el último hombre', nada tienen que ver con la imagen preconcebida que se había formado sobre el hasta ahora polémico artista.

"Claro que era consciente de todo lo que se había dicho de él en los últimos 10 años, pero cada vez que hablaba con alguien que le conocía de verdad, solo tenían palabras maravillosas para describirle. Cuando le conocí personalmente, me quedó finalmente claro que era una persona maravillosa que, como muchas otras, ha atravesado momentos difíciles", explicó.

Cargando