De esta manera Shannen Doherty combate los efectos secundarios de la radioterapia

La actriz se ha sometido a estos tratamientos desde que le diagnosticaran un cáncer de pecho en febrero de 2015.

Aunque su batalla contra la enfermedad está resultando un verdadero desafío, ella se ha propuesto documentar fielmente cada una de sus etapas en las redes sociales para compartir dichas experiencias y servir de inspiración a otras personas en su misma situación. 

Siguiendo esa misma línea, la intérprete ha publicado ahora un vídeo en el que aparece ejecutando una intensa coreografía junto a la célebre entrenadora personal Neda Soderqvist a pesar del cansancio acumulado que arrastra debido a las sesiones de radiación a las que se está sometiendo estos días. De esta forma, Shannen pretende animar a otros enfermos de cáncer a no tirar la toalla y seguir manteniéndose activos en la medida de la posible.

"La radioterapia es agotadora. Te va minando poco a poco por dentro y en ocasiones resulta difícil hasta mantener los ojos abiertos. Salta a la vista que estoy muy cansada, pero sigo moviéndome. Resulta muy beneficioso mantenerse activa, de la forma que sea, durante el tratamiento, no solo para el cuerpo, también para la mente", escribió la protagonista de la popular serie 'Embrujadas' junto a la grabación.

Si algo ha caracterizado a Shannen durante los últimos meses ha sido su sinceridad y sentido del humor a la hora de enfrentarse al cáncer, que le han llevado a compartir con sus seguidores el 'amargo trago' que supuso para ella raparse la cabeza cuando empezó a perder el pelo a consecuencia de la quimioterapia, o a ironizar acerca del rechazo que experimenta en ocasiones por parte de aquellas personas que temen que les 'contagie' o les haga caer enfermos.

En una de sus últimas publicaciones, la actriz ha querido hablar de la "relación de amor odio" que mantiene con Maggie, como ella ha bautizado al aparato médico que utilizan sus doctores en su tratamiento.

"Esta es Maggie. Llevo viendo a Maggie cinco días por semana durante lo que me está pareciendo una eternidad. Tenemos una relación de amor odio. La amo porque forma parte del tratamiento que estoy recibiendo para salvarme la vida. Resulta asombroso lo mucho que hemos avanzado en términos de tecnología. Un día, Maggie tendrá que jubilarse porque habremos encontrado la cura. Cosas como la inmunoterapia son el futuro, pero por el momento... estamos Maggie y yo. Mañana nos vamos a ver dos veces para poder pasar página cuanto antes y superar esta fase. Buenas noches, dulce Maggie. Nos vemos mañana", explicaba la artista junto a una imagen en la que aparece abrazando a la inmensa máquina.

Cargando