Lo más leído

  • (Foto) Daniela Ospina, recién salida de la piscina, presumió su cuerpazo
  • Así fue el recorrido de Leopoldo López hasta Bogotá
  • Le dicen a Aida Merlano que es "sensual hasta en la ducha" (VIDEO)
  • Daniela Ospina no se resistió e hizo famoso baile de Tiktok junto a su hija
  • Jennifer López deslumbró a sus seguidores con foto en atrevido traje blanco
  • "Si no me abres suspenden la clínica": Ana del Castillo a portero
FÚTBOL COPA DEL REY (Resumen)
FÚTBOL COPA DEL REY (Resumen)

La Copa del Rey agudiza la crisis del Valencia y el Osasuna

El inicio de los octavos de final de la Copa del Rey agudizó la crisis del Valencia y de Osasuna, que fueron derrotados 1-4 por el Celta y 0-3 por el Eibar, respectivamente, en una jornada en la que el Atlético de Madrid dio un paso hacia los cuartos con una victoria ante el Palmas (0-2) y el Deportivo remontó y empató 2-2 con el Alavés en Riazor.

Salvador González "Voro" tenía una difícil papeleta en su primer partido al frente del Valencia tras la salida del club del técnico italiano Cesare Prandelli. En una entidad envuelta en una crisis de resultados, con el lío aún reciente del vídeo de Dani Parejo, y con una plaga de bajas, el técnico "ché" tuvo que afrontar el choque ante el Celta, uno de los equipos más complicados de Primera División.

Sin los centrales Eliquiam Mangala, Ezequiel Garay, Aderllan Santos y Aymen Abdennour y sin José Luis Gayá, Luis Almeida "Nani" y Fede Cartabia, Voro tuvo que confeccionar una alineación de circunstancias en una noche en la que cerca de 500 aficionados de la CurvaNord se manifestaron en los alrededores de Mestalla para pedir la dimisión de Peter Lim.

Con ese guión previo al duelo, el conjunto gallego sólo tuvo que leerlo para hacer daño casi sin despeinarse. La película de terror estaba escrita y sólo tenía que ser rodada. Y, pronto, llegaron las escenas más críticas para el público que acudió a Mestalla.

Eduardo Berizzo, que casi no reservó a nadie, vio desde el banquillo del Celta como Iago Aspas, en el tercer minuto, inauguró el marcador desde el punto de penalti. Despuñes, hasta el 19, se sucedieron los tantos de Theo Bongonda y Daniel Wass para dejar el marcador en un 0-3 al descanso que irritó al público valencianista.

Tras el descanso, el Valencia mejoró, recortó distancias por medio de Parejo, también de penalti, pero John Guidetti se encargó de redondear el resultado con el que agudizó la crisis de su rival, prácticamente eliminado de la Copa del Rey salvo milagro.

Igual de mal van las cosas para Osasuna. El equipo de Joaquín Caparrós tampoco levanta cabeza en la Copa y sigue la misma cadencia que en la Liga, competición en la que es colista de Primera División. Antes del inicio del partido ante el Eibar, sus números asustaban: una victoria en los últimos diez encuentros oficiales.

Después, con el 0-3 final, sus malas estadísticas se engordaron para desesperación del público de El Sadar, que fue testigo de la contundente victoria del Eibar. Los hombres de José Luis Mendilibar no tuvieron piedad y con los goles de Nano, Bebé y Adrián González, sellaron billete y medio para los cuartos de final.

Mejor noche que Osasuna vivió el Atlético de Madrid, que prácticamente sentenció la eliminatoria frente al Las Palmas con un partido serio en el estadio de Gran Canaria, donde ganó su tercer encuentro oficial seguido tras el empate frente al Espanyol y las derrotas ante Bayern Múnich y Villarreal.

Las Palmas se presentaba como un rival temible por su trayectoria esta temporada y por su buena racha en su feudo, donde todavía no había perdido este curso. Al final, los hombres de Diego Simeone, acabaron con esa maldición sin brillo pero con buen oficio.

Koke Resurrección en la primera parte, después de una llegada de del croata Sime Vrsaljko por la derecha, y Antoine Griezmann en la segunda, tras otra jugada del lateral balcánico y con asistencia de Kevin Gameiro, sellaron el destino del Las Palmas. El resultado impulsó al equipo de Simeone y recuperó a Griezmann, que no marcaba desde el pasado 23 de noviembre. No lo consiguió en los cinco partidos en los que participó y a la sexta celebró un gol.

Y en Riazor, el Deportivo fue el equipo que ejerció como local que más cara plantó ante su rival, en este caso el Alavés. Sin embargo, pese a su buena actitud, el cuadro gallego no pudo llevarse la victoria tras empatar 2-2 gracias a un tanto en el último suspiro de Joselu, que en el minuto 93 amargó el día al equipo de Mauricio Pellegrino.

Su gol anuló los tantos del venezolano Christian Santos y de Edgar Méndez, que en la primera parte dieron ventaja al Alavés, que, sin embargo, en el segundo periodo cedió al empuje deportivista. La diana de Joselu y la del portugués Bruno Gama dejaron la eliminatoria igualada y enfocada a resolverse en Mendizorroza.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir