PORTUGAL POLÍTICA
PORTUGAL POLÍTICA

Presidente luso valora avances en 2016 pero avisa que "queda mucho por hacer"

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, hizo hoy un balance positivo de 2016, año en el que hubo pequeños "pasos" para impulsar el crecimiento del país, aunque considera que "queda mucho por hacer" en 2017.

En su primer discurso de Año Nuevo desde que el pasado mes de marzo asumió la jefatura de Estado, De Sousa afirmó que 2016, cuando comenzó a andar el Gobierno del socialista António Costa, "fue el año de la gestión de lo inmediato, de la estabilización política y de preocupación con el rigor financiero".

Ahora, 2017 "debe ser el año de la gestión planificada y de la definición y ejecución de una estrategia de crecimiento económico sostenido".

Durante su discurso, considerado uno de los más importantes que pronuncia el presidente de Portugal a lo largo del año, subrayó además que esos objetivos de 2017 pueden realizarse con la lección aprendida de que, "en lo esencial", los lusos tienen éxito cuando se unen.

Para el conservador De Sousa, es "indiscutible" que en el país hay "estabilidad social y política", y puso como ejemplo algunas medidas recientes, como el incremento del salario mínimo o la aprobación de los Presupuestos del Estado por parte de Bruselas.

"Esto quiere decir que dimos pasos, por pequeños que sean, para corregir injusticias y creamos un clima menos tenso, menos dividido, menos negativo aquí dentro y una imagen más confiable fuera, alejando el espectro de la crisis política inminente, de fracaso financiero, de inestabilidad social que, para muchos, era inevitable", agregó.

Pese a esto, "queda mucho para hacer" pues, afirmó, el crecimiento económico del país, cifrado en un 1,2 % para 2016, es "tardío e insuficiente", y la deuda pública, que supone el 133 % del PIB luso, es "muy elevada".

El camino para 2017, que "es muy simple", pasa, según el presidente de Portugal, por "no perder estabilidad política, paz y concertación, rigor financiero, cumplimiento de compromisos externos, mayor justicia social, formación abierta al mundo, proximidad entre poder y pueblo".

Además, se debe al mismo tiempo "completar la consolidación del sistema bancario, fomentar exportaciones, incentivar la inversión" para crecer "mucho más" y mejorar los sistemas sociales.

De 2016, destacó la victoria de la Eurocopa por parte de la selección portuguesa de fútbol, la celebración del congreso tecnológico de la Web Summit y la elección del ex primer ministro António Guterres como nuevo secretario general de la ONU, cargo que precisamente estrena hoy.

Son eventos con los que los portugueses elevaron su amor propio y ganaron aliento, aseguró De Sousa, para afrontar 2017, año en el que se espera la visita del papa Francisco a Fátima y otros importantes aniversarios para los lusos, recordó.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir