Economía de Colombia se expandirá 2% en 2016 y 2,7% en 2017, según la Cepal

Las exportaciones alcanzarán a unos 39.449 millones de dólares, que se comparan negativamente con los 45.258 millones del 2015.

La economía de Colombia cerrará el 2016 con un crecimiento del 2 %, que se compara negativamente con el 3,1 % anotado en 2015, debido, en parte, a los precios bajos de los hidrocarburos, estimó hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

"Además del ajuste al nuevo ciclo de precios bajos de los hidrocarburos, se produjo una reducción de la oferta de energía y de bienes agrícolas a causa del fenómeno de El Niño y del paro del transporte de carga en julio", consigna el informe de la Comisión Económica de América Latina y el Caribe (Cepal).

Agrega que la combinación de la menor oferta y la depreciación nominal ejerció una presión alcista sobre los precios, tendencia que solo cedió en los últimos meses del año.

En el frente externo, la depreciación en aumento "no ha logrado evitar" la caída del valor de las exportaciones, afectadas por la débil demanda externa.

La Cepal destaca que la incertidumbre política vinculada al proceso de paz coincidió con un proyecto de reforma tributaria, lo que creó una coyuntura "compleja para tomar decisiones de inversión".

En 2016, las finanzas públicas se vieron afectadas tanto por la caída de los ingresos provenientes del petróleo como por el encarecimiento de la deuda producto de la depreciación del peso colombiano.

Los ingresos totales del Gobierno central representaron un 15 % del Producto interno bruto (PIB) en 2016: una reducción de 1,1 puntos porcentuales con respecto a 2015, debida principalmente a la merma de los ingresos procedentes de los impuestos de la industria petrolera y de las utilidades de la estatal Ecopetrol.

En cuanto a los gastos totales del Gobierno central, se produjo una marcada reducción de la inversión para compensar el aumento del rubro de intereses.

El déficit del Gobierno central ascendió a un 3,9 % del PIB, por lo que se cumplió con la regla fiscal: corresponde a un déficit estructural del 2,1 % del PIB una vez descontados los efectos del ciclo económico, estimados en un 1,8 % del PIB.

La combinación de este resultado del Gobierno junto al superávit del 1,3 % del PIB del sector descentralizado permite que el sector público no financiero cierre el año con menor déficit que en 2015 (un -2,6 % del PIB, frente al -3,4 % del año anterior).

Las exportaciones alcanzarán a unos 39.449 millones de dólares, que se comparan negativamente con los 45.258 millones del 2015, mientras las importaciones cayeron desde 63.488 millones de dólares el año pasado a 53.873 millones en 2016, con una balanza de pagos positiva de 234 millones de dólares.

Para el 2017, la Cepal prevé que las proyecciones de crecimiento de los socios comerciales sean más alentadoras y auguran una mayor demanda externa, por lo que se anticipa una tasa de crecimiento de alrededor del 2,7 %.

Cargando