HONDURAS D.HUMANOS

Presidente de Honduras dice que su país necesita meter los DD.HH. en su ADN

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo hoy que "el país necesita que esté en el ADN de la sociedad hondureña la protección y promoción de los derechos humanos", en el marco de la próxima inauguración de una oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU en Honduras.

Hernández recordó que fue su Gobierno quien solicitó al secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, a inicios de 2014, la apertura de esa oficina vigilante en el mundo de las políticas de defensa de derechos humanos.

La ONU informó la semana pasada de que la alta comisionada adjunta para los Derechos Humanos, Kate Gilmore, visitará Honduras del 21 al 24 de noviembre con motivo de la inauguración oficial el próximo miércoles de esta oficina.

El Gobierno aportará locales y gastos, además de recibir contribuciones de Suiza y Estados Unidos para este fin, subrayó el gobernante en una rueda de prensa.

El presidente hondureño no precisó si la inauguración será el miércoles, como lo anunció la ONU en Ginebra.

Según indicó Naciones Unidas, la representación en Honduras de la Oficina de ese Alto Comisionado de la ONU tiene el mandato de vigilar la situación de los derechos humanos en el país centroamericano.

También asesorará a las instituciones estatales y a la sociedad civil a fin de mejorar la promoción y protección de los derechos humanos, brindará cooperación técnica al Estado y se pronunciará públicamente sobre casos especialmente preocupantes de violaciones de las libertades fundamentales, indicó la ONU.

Gilmore se reunirá en Tegucigalpa, posiblemente el miércoles, con el presidente Hernández para agradecerle el apoyo de su Gobierno a la oficina y con los mecanismos internacionales de defensa de los derechos humanos, además de entrevistarse con organizaciones de la sociedad civil.

Hernández recalcó que es importante la apertura en Honduras de la oficina de la ONU porque "nosotros como país estamos exigiendo que Naciones Unidas y el mundo revisen el concepto tradicional de derechos humanos".

"Yo sigo creyendo que las víctimas tienen derechos humanos, pero también no voy a desconocer la campaña que han estado orquestando algunos abogados defensores de alguna gente del mundo criminal, como los que están recluidos actualmente en El Pozo", una cárcel de máxima seguridad en el occidente del país, añadió.

El presidente expresó que "qué mejor si está una Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para que vayan a ver cómo están", los recluidos en El Pozo, y que "verifiquen que están con comida, que están tomando agua purificada, para que no se vaya a mal informar a Honduras en los foros internacionales".

En su opinión, es importante que -los expertos de la ONU- constaten los avances sin precedentes que el país ha registrado en los últimos años en materia de respeto y defensa de los derechos elementales del ser humano.

Cargando