FÚTBOL MÉXICO

'Cheque' Orozco deja las canchas para jugar el partido más difícil de su vida

El delantero mexicano Ezequiel 'Cheque' Orozco abandonó hace una semana el fútbol en un partido que para él duró apenas unos segundos y dos toques de balón, y para enfrentar desde entonces al más implacable rival que se le ha cruzado en la vida: un cáncer de pulmón.

Orozco, de 27 años, apareció hace una semana en la alineación titular de los Murciélagos de los Mochis para el saque inicial de un partido de la Liga de Ascenso contra el Tampico Madero.

El resultado final no fue la noticia, como sí las emotivas imágenes del jugador debilitado, a punto de caer al césped luego de golpear el balón, y ayudado por sus compañeros.

Fue la impactante despedida de 'Cheque' de su club, del fútbol.

Tras su segundo y último toque de balón, los jugadores de ambos equipos se mezclaron para formar un pasillo en la mitad de la cancha por el que pasó Orozco mientras le aplaudían y le gritaban frases de apoyo, un gesto que también se escuchó desde las tribunas.

"Ezequiel Orozco sabemos que está en una etapa difícil pero con la ayuda de Dios y nuestras oraciones vas a salir adelante", escribió el exfutbolista mexicano Pavel Pardo.

El delantero colombiano del América, Carlos Darwin Quintero, le aconsejó: "Apóyate en Dios y tu familia, no pierdas la fe Ezequiel, con Dios por delante y mucha fe saldrás de este percance más fuerte".

Todos los equipos de Primera División y de la Liga de Ascenso le manifestaron su apoyo al grado de que los Mineros de Zacatecas organizaron una subasta para obtener recursos económicos.

"Les prometo que voy a volver a jugar fútbol", escribió Orozco en su cuenta de Twitter días después de aquél inolvidable 11 de noviembre.

Orozco debutó como profesional en el 2008 con el Necaxa y también jugó en Jaguares de Chiapas, Atlante, Altamira y desde este año estaba en Murciélagos.

Cargando