EEUU ELECCIONES

Entrevista con el aspirante demócrata a la Vicepresidencia de EEUU, Tim Kaine

El aspirante demócrata a la Vicepresidencia de EEUU, Tim Kaine, abordó en una entrevista con Efe la recta final de las elecciones, sus inquietudes y esperanzas sobre Latinoamérica y los retos de la comunidad latina en el país.

En la entrevista telefónica, en español, Kaine dijo que Estados Unidos se encuentra "en un momento hispano", que la normalización de relaciones con Cuba nunca puede ir "hacia atrás" y que considera a España clave para la relación del país con América Latina.

Además, apoyó el proceso de paz en Colombia e insistió en la necesidad de una reforma migratoria integral en EEUU.

Este es la transcripción completa de la entrevista:

Pregunta.- Estados Unidos está creando nuevos lazos en Latinoamérica con las nuevas políticas del presidente Barack Obama hacia Cuba. ¿Cómo considera que una Administración Clinton va a trabajar con Cuba después de los pasos que ha dado el presidente?

Tim Kaine.- Creo que estamos en un proceso de normalización de relaciones con Cuba. Y el proceso va a ir para adelante, nunca hacia atrás. La rapidez del proceso depende, puede ser rápido o lento, pero necesitamos trabajar con Cuba sobre asuntos de importancia, especialmente sobre asuntos de derechos humanos. Entonces podemos tener un proceso rápido o un proceso lento, pero no vamos a ir atrás.

Nuestro proceso con Cuba está ayudando a los Estados Unidos (en sus relaciones) con cada país de las Américas, normalizar la relación con Cuba está abriendo puertas con otros países en las Américas y Hillary y yo queremos trabajar junto con las naciones del continente, desde (el río) Yukon (Alaska) a la Patagonia y trabajar de una manera distinta y especial con las naciones de las Américas.

P.- Como miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado también ha seguido de cerca el proceso de paz de Colombia, y tras el resultado del referéndum en el que ganó en no, ¿qué espera del expresidente (Álvaro) Uribe y del presidente (José Manuel) Santos en las próximas semanas para impulsar el acuerdo?

T.K.- Nosotros debemos respetar el referendo de la población colombiana, pero también apoyamos este proceso de paz. En el futuro de un país, todos la necesitamos, pero especialmente los colombianos necesitan paz, y estoy muy contento por el hecho de que después del resultado, las FARC y el Gobierno están diciendo que se mantiene el alto el fuego, que el referendo no pasó, pero no vamos a regresar a días de guerra, porque la paz es nuestro futuro.

Doy mis felicitaciones al presidente Santos por su premio Nobel, este honor tan grande por sus esfuerzos. Estados Unidos va a apoyar el proceso hasta el final porque Colombia es un aliado bien importante para nosotros, no solo en las Américas, Colombia está ayudando en ejercicios de paz en Egipto y otras partes del mundo y es un aliado muy importante para nosotros.

P.- Ha defendido siempre la importancia del papel de España para explicar el desarrollo de las relaciones entre Estados Unidos y Latinoamérica. El vicepresidente (Joe) Biden ha dedicado mucho tiempo durante su Administración a Centroamérica. ¿Espera trabajar en eso desde la Vicepresidencia si gana las elecciones en noviembre?

T.K.- Sí, claro. Yo he hablado muchas veces con Hillary sobre eso. El papel más importante del vicepresidente es ofrecer consejo al presidente sobre cualquier decisión importante, pero también el vicepresidente tiene dos o tres proyectos importantes que están en conexión con su experiencia. Y he hablado con Hillary sobre la relación con las Américas y con España, porque somos una nación con raíces hispanas desde San Agustín, y Puerto Rico y Santa Fe (Nuevo México) tenemos raíces bien importantes y yo soy jefe del Consejo Estados Unidos-España en el Senado y quiero trabajar esta relación. Creo que estamos en un momento hispano en Estados Unidos y somos americanos todos, norte, central y sur, americanos todos. Y el papel de España en eso va a ser importante.

P.- ¿Así que quiere que uno de esos dos o tres proyectos personales sea ese?

T.K.- Pues necesito hablar más con Hillary después de las elecciones sobre los proyectos específicos en este papel, pero trabajar juntos con las 37 naciones de las Américas y el Caribe es uno de mis proyectos. También quiero trabajar con alcaldes y gobernadores dada mi experiencia en Richmond y Virginia sobre proyectos especialmente desarrollando la economía. En los primeros cien días, Hillary ha dicho que vamos a trabajar sobre una reforma del sistema de inmigración y entonces puedo hablar con mis colegas en el Senado y la Cámara de Representantes sobre eso, pero también vamos a trabajar en los primeros días sobre una propuesta de ley bien importante para aumentar y mejorar la economía, una economía que pueda funcionar para todos. Y mi parte de eso va a ser trabajando con alcaldes y gobernadores. Porque a un líder, sea republicano o demócrata, todos quieren acciones que puedan mejorar la economía.

P.- Hablando de inmigración. (El candidato republicano a la Presidencia) Donald Trump ha hecho una campaña muy dura. Su retórica ha cambiado la manera en la que las elecciones estadounidenses solían ser. Hemos hablado mucho sobre misoginia, racismo, odio, miedo. ¿Cómo cree que esas palabras han impactado en la sociedad estadounidense? ¿Está preocupado por eso?

T.K.- Estoy preocupado por eso. Tenemos una gran responsabilidad, inmediatamente después de las elecciones, si dios quiere y nosotros ganamos, de asegurarle a la comunidad latina que todos somos iguales aquí, que todos somos americanos. Y vamos a trabajar juntos. Necesitamos trabajar inmediatamente con el Congreso. Yo creo que los votantes el 8 de noviembre van a mandar un mensaje bien claro, que ellos quieren una reforma del sistema de inmigración, pero no quieren que nuestro país sea una nación de deportación, una nación de burros. Necesitamos una reforma integral y los votantes van a mandar ese mensaje bien claro, entonces inmediatamente Hillary y yo tenemos que trabajar con el Congreso, como tú sabes, en el Senado tenía casi 70 votos en junio de 2013 por un acuerdo bipartidista. Y los votos están allá todavía en el Senado, pero estamos esperando por la Cámara de Representantes. Espero que este mensaje de los votantes tenga un poder y podamos trabajar directamente con el speaker (presidente de la Cámara Baja, Paul Ryan) y otros para por fin hallar una solución después de 3 años.

P.- En la campaña a lo largo y ancho del país, ustedes han hablado con mucha gente y de muy diferentes estratos sociales, minorías de todo tipo. ¿Cuáles son las principales preocupaciones que ha detectado en ellos y qué ha aprendido de toda esta campaña?

T.K.- Ofrecí un discurso en Detroit hace pocos días sobre la pobreza en nuestra nación. Y hablé no solo de las comunidades donde la pobreza está bien clara, pero hay pobreza en vecindarios ricos de nuestro país. Hay pobreza escondida en comunidades de recursos altos, y necesitamos pelear contra la pobreza. He hablado con bastante gente en ciudades, en partes del campo que están aisladas, en partes del país donde hay tierra de los indios... Hay muchas partes en nuestra sociedad donde la gente no encuentra oportunidades para sus familias. Entonces es el asunto de la pobreza y especialmente ofrecer una economía que funcione para todos es la cosa más importante para Hillary y para mí. Si tenemos un plan que puede aumentar el PIB pero no ofrece oportunidades a los demás, el plan no vale la pena. Necesitamos un plan equilibrado, que ofrezca oportunidades a la gente que está viviendo en circunstancias difíciles.

P.- Quedan poco más de dos semanas para las elecciones y como comenta ha dado muchos discursos por todo el país, si tuviera que escoger un mensaje para los votantes, ¿cuál sería?

T.K.- Pues dos mensajes. Hay una gran diferencia entre Hillary Clinton y Donald Trump, en sus planes y en sus políticas, pero también y especialmente en su visión. Hillary es una líder que entiende que nuestra nación es más fuerte juntos. Juntos podemos. Y es más que una frase, está en su alma. Describe su persona, describe su visión, describe el futuro del país si Hillary es nuestra líder. Donald Trump tiene un mensaje bien oscuro y sin esperanza, un mensaje de división. La gente está escogiendo entre un mensaje de unión y un mensaje de división.

El primer mensaje es que hay una gran diferencia entre los candidatos, pero el segundo mensaje es importante también: Votar es marcar la diferencia. Y el voto latino puede hacer la diferencia en esta campaña. El poder del voto latino en estados clave como Nevada, Colorado, Virginia, Florida, Arizona o Carolina del Norte, he estado allá anteayer, el voto latino puede decidir nuestro futuro presidente más que en cualquier otra elección en nuestra historia. Es un momento histórico porque Hillary va a ser nuestra primera mujer presidente si Dios quiere, pero también es un momento histórico porque la comunidad latina tiene un poder en esta elección más que en cualquier otra elección en el pasado.

P.- En los últimos días también se están esforzando en la campaña para intentar que también sean visibles los candidatos demócratas al Congreso y recuperar las mayorías al menos en el Senado. ¿Los latinos son conscientes de la importancia que supone también para los demócratas recuperar el Congreso?

T.K.- Creo que siempre es importante apoyar a los líderes que están apoyando a la comunidad. Y nuestros senadores demócratas respaldan a la comunidad latina, especialmente en el asunto de inmigración, pero no solo eso, en la educación pública, en el seguro de salud. El Obamacare (reforma sanitaria), por ejemplo, ha ayudado bastante a la comunidad latina en este país, la gente tiene ahora un seguro de salud que antes no tenía, y los demócratas van a mantener y mejorar el Obamacare, pero Donald Trump y los republicanos quieren quitar este proyecto importante para la comunidad latina. Entonces es importante tener un Senado con una mayoría demócrata que pueda trabajar con Hillary y hacer avanzar nuestra nación.

Cargando