MÉXICO CERVANTINO (Previsión)

Festival Cervantino comienza 44 edición abanderando los ideales quijotescos

Con el lema "De la locura al idealismo", el 44 Festival Internacional Cervantino (FIC) arrancó hoy en la mexicana ciudad de Guanajuato con una ceremonia inaugural en la que se ensalzaron los valores quijotescos, así como el poder unificador de la cultura.

El director de este festival cultural, Jorge Volpi, dedicó su discurso de apertura a Miguel de Cervantes, homenajeado este año en el 400 aniversario de su fallecimiento y cuya presencia fue constatable por el público que asistió al Teatro Juárez gracias a un actor que dio vida al "manco de Lepanto" (1547-1616).

"Acaso su merced jamás soñó con un Quijote utópico e idealista, corrupción de su imagen perpetrada por los románticos", pero sí con un Quijote "que antes moría que arredrarse ante las injusticias que hoy, como entonces, campean en nuestro derredor", afirmó Volpi dirigiéndose al propio Cervantes.

El director del FIC, que se desarrollará hasta el próximo 23 de octubre, comentó al autor cuánto ha cambiado México, país al que Cervantes quiso estar destinado pero nunca llegó a pisar, y que en la actualidad "se marchita entre porfiados crímenes nunca castigados" y la sensación de haber desaprovechado "oportunidades y riquezas".

"Nos circunda una realidad tan desasosegante y llorosa que haría falta un caballero andante empeñado en enderezarla", continuó.

Volpi aventuró que a Cervantes le causaría placer imaginarse a Lope de Vega -quien le eclipsó en lo relativo al teatro- "retorciéndose en su tumba" mientras en Guanajuato se representa toda su producción dramática, que incluye "Numancia", los ocho entremeses y sus comedias.

El secretario de Cultura de México, Rafael Tovar y de Teresa, subrayó que este año el FIC se presenta con una programación "sin precedentes", con 700 actividades en las que participarán 3.500 artistas de 38 países.

Con esto se resaltará la obra de Cervantes "no solo desde lo que es su valor literario", sino también desde la perspectiva de cómo ha influido en la cultura occidental en los últimos 400 años, lo cual quedará reflejado en las actividades de ópera, teatro, artes visuales y música que se realizarán a lo largo del festival.

En la cultura, aseveró Tovar y de Teresa, "siempre encontraremos un lugar para situarnos todos juntos".

Como invitados de honor, la 44 edición tiene como invitados de honor a España y al estado mexicano de Jalisco.

El secretario de Estado de Cultura de España, José María Lassalle, apuntó en su intervención que, tras la independencia de México, "una parte de nosotros se quedó aquí y la necesitamos para ser nosotros plenamente".

"Un español no se conoce a sí mismo mientras no se descubra en su rostro americano", y al igual que este alcanza su "plenitud" en la región latinoamericana, ocurre lo mismo en el caso de las obras de Cervantes.

Porque es en América, defendió Lassalle, donde se entiende la "profundidad" cervantina y quijotesca, donde los sueños y el corazón abanderan la resistencia de quien no se resigna "a ser vencido por la frustración".

En la ceremonia también se entregaron, en reconocimiento a sus trayectorias, la Presea Cervantina y la Medalla FIC a la escritora Margo Glantz y al tenor Francisco Araiza, respectivamente.

Con la inauguración arrancan tres semanas en los que pasarán por Guanajuato, capital del estado homónimo del centro de México, figuras como el violinista Ara Malikian, la agrupación de música antigua La Grande Chapelle, la Compañía Nacional de Teatro Clásico de España y el Ballet de Jalisco.

Además, los premios Cervantes Elena Poniatowska, Jorge Edwards y Fernando del Paso pondrán el broche de oro a esta edición.

"Que Fortuna nos conceda, pues, veintidós felices jornadas de fastos cervantinos", expresó Volpi al concluir su intervención, que cerró con la misma palabra con la que acaba "Don Quijote": "vale".

Cargando