PARAGUAY D.HUMANOS

Paraguay asume culpa asesinato líder campesino muerto por la Policía en 2003

El Gobierno paraguayo firmó un preacuerdo en el que reconoce la responsabilidad del Estado en el asesinato en 2003 del dirigente campesino Eulalio Blanco, ejecutado por la Policía durante una protesta en el norte del país, según informó hoy la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (Codehupy).

Con este gesto, Paraguay acepta su responsabilidad en la "ejecución extrajudicial" de Blanco cuando protestaba junto a productores de cedrón en el norteño departamento de San Pedro, dijo a Efe el secretario ejecutivo de la Codehupy, Óscar Ayala.

"Lo que tiene de importante (este reconocimiento) es que se está haciendo un esfuerzo en alguna medida por los casos de ejecución extrajudicial", destacó Ayala.

La firma del acuerdo, que se realizó en la sede de la Cancillería, en Asunción, bajo la presencia del director de la Unidad General de Derechos Humanos de la Cancillería, Miguel González, busca reparar una violación de derechos humanos cometida por agentes del Estado.

En ese sentido, desde Codehupy apuntaron que sienta un precedente para evitar la repetición de hechos de esta naturaleza.

También estuvo presente el director de Derechos Humanos de la Corte Suprema de Justicia, quien pidió disculpas a los familiares de Blanco, también presentes, "por todo el dolor causado por la pérdida", según un comunicado de Codehupy.

De esta manera, el acuerdo, que todavía tiene que refrendarse en un proceso administrativo que desemboque en un decreto del Ejecutivo asumiendo la responsabilidad del Estado, cierra 13 años de lucha por parte de la familia de Blanco en el esclarecimiento de su muerte.

Además, desde Codehupy indicaron que una vez se finalice con los actos administrativos, el Ministerio Público deberá volver a reabrir la investigación de la muerte de Blanco.

La Organización Mundial contra la Tortura, con sede en Ginebra (Suiza), expresó hace un año en un comunicado su preocupación por la demora de Paraguay en el cumplimiento de dos dictámenes del Comité de Derechos Humanos de la ONU, emitidos en marzo de 2012 y referidos a la muerte de Blanco.

Blanco, dirigente de un grupo de productores de cedrón, fue asesinado por un agente policial durante una protesta contra el Gobierno, en la que otros 16 participantes resultaron heridos por arma de fuego.

Los heridos fueron apresados y torturados en comisaría por militares y policías, según Codehupy.

Cargando