PANAMÁ INDÍGENAS
PANAMÁ INDÍGENAS

Votan por destitución de cacica que apoyó acuerdo de hidroeléctrica en Panamá

La mayoría de los miembros del congreso de la comarca indígena Ngäbe Buglé de Panamá votaron a favor de la destitución de la cacica general, Silvia Carrera, quien recientemente acordó con el Gobierno la operación de una hidroeléctrica vecina de la región, informaron hoy medios locales.

El congreso general está reunido desde este viernes para revisar ese pacto, que fue rubricado en agosto pasado pero depende de la ratificación indígena para su puesta en marcha.

Carrera debía dar cuenta a la asamblea indígena del acuerdo firmado entre las autoridades comarcales y nacionales para poner a andar la hidroeléctrica de Barro Blanco, que estuvo paralizada por año y medio por el rechazo local e incumplimientos ambientales de la concesionaria.

Sin embargo, la dirigente se ausentó este viernes de la cita y un grupo de integrantes del congreso propuso votar por su destitución, una opción que finalmente contó con un respaldo mayoritario, reportaron los principales medios escritos y audioviduales del país.

Autoridades locales han explicado que la simple votación del congreso no es suficiente para remover a la cacica comarcal.

El viceministro de Asuntos Indígenas, Irene Gallego, dijo al diario La Estrella de Panamá que la destitución votada no es válida porque no cumple con el procedimiento estipulado: formular cargos a la autoridad en un congreso ordinario, y formar una comisión que escucharía la defensa del alto cargo y presentaría el informe a un congreso interregional de organizaciones de la comarca.

Gallego aclaró que la reunión convocada se trata de un congreso general extraordinario en el que se tratarían solo tres temas, entre estos la aprobación del decreto sobre Barro Blanco.

En 2014 el congreso también apoyó la destitución de Carrera por supuestamente haber extralimitado sus funciones, sin embargo, ni el Gobierno ni la dirigente han reconocido estas expresiones bajo el argumento de que la cacica fue elegida por votación popular.

Aunque no se ejecute la remoción del cargo, la oposición mayoritaria a Carrera pone en vilo la ratificación del acuerdo de Barro Blanco, necesaria para poner en marcha la obra, cuya construcción tiene un 95 % de avance.

Desde el momento en el que se firmó ese pacto, los indígenas detractores de la obra se han manifestado con cierre de vías y otras formas de protesta, e incluso retuvieron por horas al presidente, Juan Carlos Varela, en la escuela comunitaria donde se rubricó el acuerdo, el pasado 22 de agosto.

La mesa de diálogo que se instaló durante el año y medio de paralización de la obra decidió que Barro Blanco no sería operado por la empresa que lo construyó, Generadora del Istmo S.A. (Genisa), que obtuvo en 2007 la concesión, sino por un tercero independiente, aún por designar.

Barro Blanco, que comenzó a construirse en 2011, proyecta generar 28,56 megavatios, cerca de 2 % de la capacidad instalada del país.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir