ESPAÑA TOROS
ESPAÑA TOROS

Triunfo de Morenito de Aranda y percance de Luis Miguel Vázquez en Daimiel

Tarde de cara y cruz la que tuvo lugar hoy en Daimiel (Ciudad Real, centro), ya que, mientras Jesús Martínez "Morenito de Aranda" salía a hombros tras cortar una oreja a cada toro de su lote, el local Luis Miguel Vázquez tuvo que ser trasladado al hospital tras sufrir un fuerte golpe en el costado.

FICHA DEL FESTEJO.- Toros de Valdefresno, de imponente estampa, muy bien presentados, nobles y descastados en general, excepto tercero y sexto, que tuvieron algo más de fuelle y entrega.

Eugenio de Mora, silencio, ovación, y ovación tras aviso en el que mató por Luis Miguel Vázquez.

Luis Miguel Vázquez, silencio en el único que estoqueó.

Jesús Martínez "Morenito de Aranda", oreja y oreja.

Luis Miguel Vázquez entró en la enfermería tras matar a su primero y no salió a su segundo, siendo trasladado a Ciudad Real por un golpe en el costado.

La plaza registró un tercio de entrada en los tendidos.

------------

CARA Y CRUZ

Corridón de toros -en cuanto a trapío- el lidiado en Daimiel, uno de los bastiones toristas que quedan en la provincia de Ciudad Real.

La lástima fue que esa estampa tan imponente apenas portara casta en el último tercio, acusando una marcada querencia a tablas, quizás provocada por el hecho de haber sido desembarcados en el ruedo el día antes.

Lo más destacado del festejo salió de las telas de Morenito de Aranda, quien tiene la capacidad de llegar mucho a los tendidos a poco que sus oponentes pasen por allí -como así fue-, pues tal es su facilidad compositiva. Además, puso ganas indudables en sus dos toros, y se ganó la puerta grande por dos trasteos en los que la gracia la puso él.

Lo feo en su actuación llegó al reclamar al palco la segunda oreja en el tercero de la tarde, al que mató de una fea estocada entera muy baja.

Eugenio de Mora se las vio con un lote imposible. Feos de hechuras por altos y desgarbados, muy poco pudo hacer el toledano, quien, además, tuvo la mala fortuna de que su tercero levantara a dos de sus tres dos toros. De haber acertado, habría salido a hombros.

Pero en este caso quiso la suerte -buena o mala- que tuviera que matar al sexto -pues se corrió turno y Morenito estoqueó al sexto en quinto lugar- al no poder hacerlo su titular Luis Miguel Vázquez. Y fue, junto con el tercero, el que mejores condiciones mostró del encierro. Eugenio derrochó ganas, e hilvanó algunas fases de toreo descolgado de hombros al natural.

Sin embargo mató al segundo intento y, ya está dicho, su tercero levantó al toro, enfriando el ambiente y dejando el premio en una ovación que el torero apenas escuchó, pues abandonó la plaza apresuradamente y claramente molesto.

Luis Miguel Vázquez quedó casi inédito. Castigó con dos puyazos a su primero -y único-, un torazo bien banderilleado por Miguel Ángel Ramírez ante el que apenas pudo esbozar dos naturales, siendo volteado al entrar a matar, resintiéndose de la fractura de costilla con la que acudió a esta cita, y no pudiendo salir a estoquear a su segundo.

1011027

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir