Estambul inaugura el tercer puente más largo del mundo

Se construyó sobre el estrecho del Bósforo en Estambul, de 1,4 kilómetros de largo y 59 metros de ancho.

Turquía inauguró ayer su tercer puente sobre el estrecho del Bósforo en Estambul, de 1,4 kilómetros de largo y 59 metros de ancho, con una ceremonia en la que participaron varios mandatarios del país euroasiático y otras naciones.

Bautizado con el nombre de Yavuz Sultan Selim (Sultán Selim el Valiente) en honor a este sultán del Imperio Otomano famoso por sus conquistas en Oriente, se trata del puente de suspensión más ancho del mundo y el más largo entre los que tienen vías férreas.

Su construcción, que empezó en 2013 y estuvo acompañada por protestas de ecologistas que temen una destrucción de áreas verdes en el norte de Estambul, costó 3.000 millones de dólares.

El Gobierno turco calcula en 1.750 millones de dólares anuales el ahorro de tiempo y energía que supondrá sobre todo para el transporte de mercancía en camiones y trenes.

Con dos vías férreas y ocho carriles de tráfico, todos los camiones y vehículos pesados serán dirigidos al nuevo puente a partir de hoy, una medida con la que se espera descongestionar el difícil tráfico de la ciudad, de más de 15 millones de habitantes.

Junto al puente se construyó además una autovía de 116 kilómetros como parte de un proyecto en marcha para una autopista que circundará los barrios nórdicos de Estambul.

En el acto inaugural, televisado en directo por varias emisoras turcas, participaron el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan; el rey de Bahrein, Hamad bin Isa Al Jalifa; el presidente de Macedonia, Gjorge Ivanov; el presidente del consejo presidencial de Bosnia-Herzegovina, Bakir Izzetbegovic, y el primer ministro de Bulgaria, Boyko Borisov, entre otros.

Tanto Erdogan como el primer ministro turco, Binali Yildirim, y el presidente del Parlamento de Ankara, Ismail Kahraman, elogiaron en su discurso como "heroico" al pueblo turco por haber hecho fracasar el intento de golpe militar del pasado 15 de julio.

Frente a ello, el público, enarbolando banderas trucas, gritaba: "Queremos pena de muerte".

Erdogan reafirmó además, tras aludir a los últimos atentados terroristas en su país, a la estrategia desarrollada por las Fuerzas Armadas turcas en su ofensiva terrestre en Siria que comenzó el pasado miércoles y tiene como objetivo desalojar de la zona fronteriza al grupo yihadista Estado Islámico y a las milicias kurdo sirias.

"Esos ataques muestran cuán correctos estábamos con la operación ampliada contra todas las organizaciones terroristas", dijo el jefe de Estado, en alusión a que la operación se dirige también contra las milicias kurdosirias YPG, que Ankara considera vinculadas al proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda en Turquía.

Las fuerzas de seguridad turcas sufren ataques casi diarios del PKK tras el fin de un alto el fuego unilateral por el fracaso de las conversaciones de paz con el Gobierno en julio de 2015.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir