EEUU SALUD

La sequía incrementa el virus del Nilo Occidental en California (EE.UU.)

La sequía y las altas temperaturas en el sur de California (EE.UU.) incrementaron la actividad del virus del Nilo Occidental en el valle de San Gabriel, al este de Los Ángeles.

Las autoridades esperan que esta tendencia continúe durante lo que queda de verano y, si el calor prosigue, también en septiembre y octubre, según recogen hoy medios locales.

El virus es endémico en California e infectó a miles de personas, provocando más de 200 muertes, desde que se detectó por primera vez en el estado en 2003, cuatro años después del primer caso del país registrado en Nueva York.

El incremento en la actividad del virus en el valle de San Gabriel se detectó a partir de 23 muestras de mosquitos de varias áreas y de cinco aves muertas que dieron positivo.

El año pasado por estas fechas, el distrito solo detectó el virus en dos muestras de mosquito y en tres aves muertas.

Se cree que el virus se disemina cuando un mosquito pica a un ave infectada y luego inocula a una persona.

Los mosquitos transportan las mayores cantidades del virus a principios del otoño, por lo que más gente contrae la enfermedad a finales de agosto y principios de septiembre.

Aunque muchas personas son picadas por los mosquitos portadores del virus del Nilo Occidental, la mayoría ni siquiera llegan a saber que resultaron infectadas.

La enfermedad leve, generalmente llamada fiebre del Nilo Occidental, puede provocar dolores musculares, sarpullido, dolor abdominal o vómitos.

Las formas más graves de la enfermedad se denominan, según la guía de los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. (NIH), encefalitis o meningitis del Nilo occidental, según qué parte del cuerpo esté afectada.

Cargando