TAILANDIA ATENTADOS

Panamá condena atentados en Tailandia y pide diálogo en vez de violencia

El Gobierno de Panamá condenó hoy los atentados con explosivos ocurridos el jueves en Tailandia que han dejado cuatro muertos y 35 heridos, y pidió diálogo a quienes usan la violencia como forma de reclamo.

"Panamá como país promotor de la paz, aboga por que las partes involucradas en conflictos recurran al diálogo como medio para encontrar las soluciones a las diferencias, en aras de garantizar menos afectaciones y los derechos de las poblaciones más vulnerables", manifestó la Cancillería panameña

El Gobierno del país centroamericano además se solidarizó con las víctimas de los atentados y guarda la expectativa de que cualquier diferencia entre el pueblo tailandés se resuelva "en apego al derecho y respetando las libertades individuales", de acuerdo con un comunicado oficial.

La cadena de atentados comenzó el jueves con una bomba que mató a una vendedora tailandesa e hirió a siete personas en un mercado de Trang, capital de la sureña provincia del mismo nombre.

En las horas siguientes y antes de la entrada del viernes, se desactivaron dos explosivos en la turística playa de Patong, en Phuket (sur), y estallaron dos bombas que causaron un muerto y 20 heridos, entre ellos diez extranjeros, en la ciudad portuaria de Hua Hin (centro), situada a unos 150 kilómetros al suroeste de Bangkok.

Fuentes policiales indicaron a Efe que los extranjeros heridos, alguno de gravedad, son cuatro alemanes, tres holandeses, dos italianos y un austríaco.

El viernes por la mañana estallaron otros once explosivos en las provincias de Surat Thani, Chumphon, Phuket, Phan Nga y de nuevo Hua Hin.

Los artificieros desactivaron una bomba colocada cerca de un templo budista en Hua Hin y se evacúo un mercado y la oficina de Inmigración de esta ciudad por amenazas de explosivos.

La jornada del viernes concluyó con dos muertos y ocho heridos, todos ellos de nacionalidad tailandesa.

Las autoridades han descartado la participación del terrorismo internacional en las explosiones, y han reforzado la seguridad en las áreas turísticas, principales metrópolis y centros logísticos.

Cargando