Karen Walsh, la actriz que convierte sus sesiones de quimioterapia en fiestas de disfraces

Walsh fue diagnosticada con cáncer de colon en una fase muy avanzada. Ante la noticia, quiso atravesar las sesiones de quimioterapia de manera creativa.

En setiembre de 2015, la actriz de Broadway Karen Walsh fue al médico por un dolor de estómago. Al examinarla, le dijeron que tenía cáncer de colon en fase terminal que se había extendido al hígado y que era inoperable.

Debía someterse a quimioterapia. Desde entonces Walsh, de 40 años, pasa de dos a cinco horas cada dos o tres semanas en las sesiones de quimio en una sede del hospital presbiteriano de Nueva York , Estados Unidos.

La actriz, originaria de Massachusetts, EE.UU., quiso aprovechar ese tiempo de la mejor manera. Desde la primera sesión, decidió tomarse fotos y publicarlas en su cuenta de Instagram.

Hasta que en la quinta sesión fue a acompañarla su amigo Sam Pinkleton, coreógrafo y director de teatro.

"Teníamos tiempo y decidimos usarlo poniéndonos creativos con la cámara. Terminé al borde de una ventana con las cortinas enredadas en mis piernas", contó Walsh a BBC Mundo.

La actriz y madre de dos niños, de siete y tres años, explica que las sesiones de fotos son un mecanismo para lidiar con la situación. "Paso por momentos estresantes", comentó.

Karen, sus familiares y amigos ya se han disfrazado de los personajes de películas como Rocky , Forrest Gump , Star Wars (" La guerra de las galaxias "), y han recreado escenas de un viaje en el metro de Nueva York.

La actriz asegura que otros pacientes y trabajadores del hospital disfrutan viendo las sesiones de fotos.

"Algunos se me han acercado y me han dicho que quieren hacer lo mismo. ¡Me parece genial!", dijo.

Walsh quiere que los pacientes recuerden que se tienen unos a otros y que "no están solos en el 'viaje'".

"Mi esperanza es que (ideas como la de las sesiones de fotos) nos den a los pacientes un poco de control sobre la situación. Que escojamos no enfrentar esto con pesimismo. No digo que no sea difícil, porque claro que lo es, pero estoy tratando de pasar más tiempo con gratitud y esperanza que con miedo y tristeza", contó Walsh.

Gracias a su iniciativa, la actriz es embajadora de la campaña 80by2018 (80 para 2018), de la Sociedad Estadounidense de Cáncer, que busca lograr que al menos el 80% de personas en riesgo pasen por una prueba para descartar el cáncer de colon.

Además, Walsh será incluida este año en el reconocimiento a las "madres del año" que otorga la Sociedad contra el Cáncer, honor que han recibido también varias personalidades como la autora Katie Couric, la diseñadora Vera Wang, entre otras.

"¡Es difícil creer que mi nombre estará en esa lista!", dijo Walsh a BBC Mundo.

Cargando