URUGUAY SUICIDIOS

Suicidios en Uruguay en 2015 suben un 7 % respecto de 2014 y se ubican en 643

Unas 643 personas se suicidaron en 2015 en Uruguay, cifra que representa un incremento de 43 casos (equivalente aproximadamente a un 7 %) respecto del año anterior, con un aumento significativo entre los hombres de entre 20 y 24 años, informó hoy el Ministerio de Salud Pública (MSP) de Uruguay.

A la luz de esta cifra, la tasa de autoeliminación se ubicó en 18,5 por cada 100.000 habitantes -en 2014 el mismo indicador alcanzaba 17,4-, lo cual posiciona al fenómeno como "la principal causa de muerte violenta" en Uruguay, según datos divulgados hoy, Día Nacional de la Prevención del Suicidio.

Sin embargo, la cifra se ubica por debajo del pico de 690 casos que se dieron en 2002, año en el que Uruguay sufrió una profunda crisis económica y financiera.

"Hay una larga lista de mitos vinculados al suicidio, el más importante es el que dice que no conviene hablar del tema, como si uno al hablar estuviera generando cierta incidencia en la prevalencia al suicidio", dijo el ministro de Salud, Jorge Basso, en declaraciones recogidas por la Presidencia uruguaya.

"En una sociedad compleja como esta, los temas deben asumirse y hablarse. Es importante hacerlo con propiedad y sin sensacionalismo, pero involucrando a todos los ciudadanos", agregó.

En ese sentido, la autoridad sanitaria recordó los factores "psicológicos, familiares, ambientales, genéticos, económicos y culturales" que influyen en la decisión de una persona de quitarse la vida.

"Las personas que se deprimen, que tienen un deterioro, baja autoestima o viven situaciones de pérdida, dan señales, manifiestan de alguna manera su disconformidad con la vida. Cualquier persona puede cooperar y orientarlos", alertó Basso.

Señales como cambios en la conducta, trastornos alimentarios o del sueño, disminución del rendimiento, entre otros, son alarmas que pueden desencadenar el alerta de sospecha de una persona que está pensando en suicidarse.

Por este motivo, ante cualquiera de estos signos, que pueden ser provocados en un 90 % por una depresión, un trastorno psicótico o el consumo problemático de drogas, las autoridades subrayaron la importancia de la acción precoz y el apoyo, contención y comprensión con quienes pueden estar aquejados de estos males.

En esa línea, el MSP está enfocado en generar las capacidades para detectar en el primer nivel de atención casos potenciales, a través del entrenamiento del personal de salud; así como para mejorar en la atención continua de las personas que acuden a los servicios de salud mental.

Si bien la mayoría de los suicidios en 2015 se dio entre personas de edad avanzada, hubo un incremento significativo en los hombres de entre 20 y 24 años, en tanto que se mantuvieron constantes las tasas en sectores como los niños, adolescentes y mujeres.

Según el director del Programa de Salud Mental del MSP, Ariel Montalbán, "los hombres son más efectivos en sus intentos que las mujeres, de acuerdo a su impulsividad", y factores culturales, como por ejemplo, que el hombre acude menos a consultas médicas.

Cargando