EEUU BOLSA (Previsión)

Semana dorada para Wall Street, con una serie de récords no vistos desde 2015

Wall Street cerró hoy una semana que ha registrado cuatro récords consecutivos en dos de sus principales indicadores, con el mercado convencido de que, de momento, es el que más ventajas ofrece a los inversores.

El Dow Jones de Industriales terminó este viernes en 18.516,55 puntos, con un nuevo récord, la cuarta marca histórica consecutiva, sólo precedidas todas ellas por una que se remontaba al 19 de mayo del año pasado.

El selectivo S&P 500, el preferido por muchos operadores, también tuvo su semana gloriosa, ya que comenzó con récords el lunes y los tuvo seguidos hasta el cierre del jueves, aunque hoy terminó la buena racha pro un leve descenso del 0,09 %.

En suma, en una semana, Wall Street ha repetido varias veces récords que no tenían cambios desde hace catorce meses.

Si el S&P 500 hubiera cerrado hoy en positivo, habría sido el quinto récord consecutivo que habría acumulado ese indicador por primera vez desde marzo de 1998.

El tercer indicador más importante del mercado, el índice compuesto del Nasdaq, que había comenzado el año perdiendo la barrera psicológica de los 5.000 puntos, ha ido remontando poco a poco, aunque todavía está lejos del récord de hace un año.

Hoy cerró en 5.029,59 puntos, con una leve variación en rojo. Le faltan unos 200 puntos para alcanzar la marca histórica más reciente, la del 20 de julio de 2015.

Las subidas han coincidido con la primera semana de resultados trimestrales de las empresas, que se estaban recibiendo con cautela porque, por lo menos en el sector bancario, se apostaba a que habría una reducción en la ganancias.

Pero el banco JPMorgan Chase, el mayor de Estados Unidos, dio la primera sorpresa este jueves, al anunciar unos beneficios que estaban por encima de lo que esperaba el mercado, y hoy le pasó igual al Citigruop, la tercera entidad bancaria del país.

Durante esta semana, los comentaristas ha entrado en intensos debates sobre cuánto puede durar la buena racha y el riesgo de que Wall Street se esté calentando demasiado.

Pero también han venido insistiendo en que, teniendo en cuenta las bajas tasas de interés en Estados Unidos y el hecho de que otras naciones industrializadas están incluso en negativo, el dinero tiene que fluir hacia algún lado, y Wall Street es buen destino.

Y ello porque, como sostiene el jefe de estrategia de inversión de la firma Wells Capital, Jim Paulsen, los datos económicos que ofrece Estados Unidos rechazan temores de que haya una desaceleración en el crecimiento en el país.

"Esta es un repunte que se basa en que el crecimiento económico está remontando, puede que no sólo en Estados Unidos, sino globalmente", sostiene Paulsen.

Unido a ello, los inversores anticipan que los resultados trimestrales no serán tan malos como se pensaba, y están aprovechando el impulso.

Pero también reconocen que los resultados de hoy indican que los ánimos van reduciéndose.

"El mercado se ha quedado sin vapor por un rato. No puede ir para arriba cada día", comentó al final de la sesión de hoy el jefe de estrategia bursátil de la firma Wells Fargo Advantage, John Manley.

"Hemos tenido una semana muy, pero que muy buena, y el mercado se está cansando", dijo, por su parte, el jefe de ventas de la firma Tremis Trading, Mark Kepner.

Las subidas son interpretadas por el mercado como una señal de que la incertidumbre que desató la decisión del Reino Unido de buscar su salida de la Unión Europea ha quedado superada, de momento.

Pero justo al cierre de Wall Street llegaron a Nueva York las primeras noticias sobre la intentona golpista en Turquía, un hecho que estaba sembrando preocupación en los mercados y que, si se mantiene, para el lunes puede marcar el final de la buena racha.

Cargando