OLIMPISMO RÍO 2016

Entre 8.000 y 10.000 agentes trabajarán de incógnito durante los Juegos

Entre 8.000 y 10.000 agentes trabajarán de incógnito durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro que comenzarán el 5 de agosto, informó hoy el ministro brasileño de Defensa, Raúl Jungmann.

Los agentes circularán discretamente por las instalaciones deportivas, precisó el ministro durante una ceremonia en la base aérea de Galeão, con motivo de la llegada de 200 militares a Río de Janeiro que se sumarán al plan de seguridad.

Agentes de las Fuerzas Armadas, de la policía y de la Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin) estarán vestidos de paisano y se infiltrarán en el público para neutralizar comportamientos sospechosos.

En el Mundial de fútbol de 2014 la Abin desplegó a 3.520 agentes durante los 64 partidos de la competición y contribuyeron al arresto de cambistas y a la contención de peleas, entre otras tareas.

Jungmann destacó que gracias a la cooperación con las agencias de inteligencia de países como Estados Unidos y Francia, Brasil cuenta con "unos 500.000 registros de personas que podrían tener alguna relación con cualquier tipo de terrorismo".

Este registros serán contrastados con cada persona al acceder a las instalaciones olímpicas, de igual manera que todos los asistentes tendrán que someterse a un escáner de sus pertenencias.

El ministro declaró que a partir del 24 de julio se accionarán todos los comandos destinados al plan de seguridad olímpica, que asumirán la defensa y seguridad de Río de Janeiro.

Jungmann garantizó que las autoridades "están preparadas" para velar por la tranquilidad de los Juegos Olímpicos.

Cargando