CHILE TRABAJO
CHILE TRABAJO

Corte Constitucional chilena no admite recursos contra la reforma laboral

El Tribunal Constitucional (TC) de Chile declaró hoy inadmisibles los recursos presentados por parlamentarios de oposición que buscaban impugnar la reforma laboral, una de las iniciativas emblemáticas de la presidenta Michelle Bachelet, al argumentar que fueron interpuestos fuera de plazo.

La información fue proporcionada por el secretario del organismo Rodrigo Pica, quien afirmó que "en empate de votos, el Tribunal Constitucional resolvió declarar inadmisibles los dos requerimientos formulados por grupos de parlamentarios respecto de normas específicas del proyecto de ley sobre reforma laboral".

Precisó que el contenido completo de la decisión se entregará una vez que el acuerdo sea firmado por todos los ministros del TC.

A principios de julio, un grupo de 13 senadores y 38 diputados del colectivo Chile Vamos presentaron ante el TC dos nuevos requerimientos contra la reforma laboral y pidieron revisar 25 artículos aprobados por el Congreso que consagrarían la titularidad sindical, contrario a lo fallado por el tribunal el pasado 27 de abril, que prohibió darle exclusividad a los sindicatos para negociar colectivamente.

Dicho punto fue cuestionado por la oposición al considerar que la única forma de acceder a los beneficios era afiliándose a un sindicato.

El ministro portavoz de Gobierno, Marcelo Díaz, en compañía de los titulares de Hacienda y Trabajo, Rodrigo Valdés y Ximena Rincón, respectivamente, aseguró que el Ejecutivo "como siempre, acatará este fallo, como acató de buena fe el primer pronunciamiento del tribunal".

Díaz aseguró que "somos respetuosos de la institucionalidad y llamamos a la oposición ser respetuosa también".

El titular de la ultraconservadora Unión Demócrata Independiente (UDI) Hernán Larraín señaló este jueves tras conocer el dictamen que "lo que viene por delante es la judicialización del fallo laboral, lo que es de todos modos inconveniente y es lo que hemos tratado de evitar".

"Es tiempo de que el Gobierno se dé cuenta de que él tiene la responsabilidad de evitar la 'judilización' a través de normas que permitan que los trabajadores no afiliados puedan negociar colectivamente, porque con las normas actuales difícilmente lo van a hacer y si lo hacen se producirá el caos judicial", añadió.

En esa línea, el senador explicó que el vacío legal se producirá porque "los trabajadores no afiliados, para poder negociar colectivamente necesitan grupos negociadores que han quedado eliminados con la ley, y por lo tanto tienen el derecho pero no se sabe cómo lo van a poder ejercer".

Hasta ahora el gobierno ha tenido que sortear con dificultad varios obstáculos que la oposición le ha puesto al proyecto de reforma laboral.

De hecho el pasado 29 de abril, el Ejecutivo decidió vetar el proyecto de reforma laboral, tras la decisión del TC de declarar la titularidad sindical, pieza clave del articulado, una iniciativa contraria a la carta fundamental.

En la oportunidad la ministra del Trabajo Ximena Rincón explicó que el veto presidencial puede ser de tres maneras: supresivo (que elimine las normas declaradas inconstitucionales), sustitutivo (reemplazar las normas impugnadas por otras de acuerdo a lo establecido en el fallo) y/o aditivo (agregar articulado para hacerlo coherente con la sentencia del TC).

En la misma ocasión, Rincón aseguró que "no se puede retirar (la reforma laboral), el proyecto está aprobado, pero ahora con enmiendas incorporadas por el TC".

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir