OTAN CUMBRE EEUU (Previsión)

Obama promete más tropas para OTAN en jornada eclipsada por matanza de Dallas

El presidente de EEUU, Barack Obama, estrenó hoy su última cumbre de la OTAN con la promesa de más tropas en el flanco este, una llamada a la unidad frente a Rusia y una atención renovada al Mediterráneo, pero su participación en la cita quedó eclipsada en gran medida por la matanza en Dallas (Texas).

Varsovia, 8 jul (EFE).- El presidente de EEUU, Barack Obama, estrenó hoy su última cumbre de la OTAN con la promesa de más tropas en el flanco este, una llamada a la unidad frente a Rusia y una atención renovada al Mediterráneo, pero su participación en la cita quedó eclipsada en gran medida por la matanza en Dallas (Texas).

Obama anunció el próximo despliegue de 1.000 soldados estadounidenses en Polonia, que formarán uno de los cuatro batallones que la OTAN planea mantener sobre una base rotatoria en ese país del este de Europa y en las repúblicas bálticas de Estonia, Letonia y Lituania.

"Estados Unidos será la nación líder para la presencia de la OTAN aquí, en Polonia", aseguró Obama, que indicó además que ese país será la sede de una brigada blindada estadounidense que "comenzará a rotar a través de Europa a comienzos del próximo año".

El anuncio supone la mayor contribución al plan de "batallones multinacionales" trazado por la OTAN, que prevé desplegar unos 4.000 efectivos bajo el liderazgo de Estados Unidos, Canadá, Alemania y el Reino Unido con el fin de disuadir a Rusia de cualquier acción agresiva en el este de Europa.

"Estos cuatro batallones representan el mayor movimiento de personal de la OTAN desde el final de la Guerra Fría", aseguró la secretaria adjunta de Defensa de EEUU para asuntos internacionales, Elissa Slotkin, en una conferencia de prensa.

La funcionaria precisó que el batallón estadounidense estará en Polonia "para mediados de 2017" mientras que los preparativos para que ese país sea la sede de la brigada rotatoria estarán listos probablemente a principios del próximo año.

Obama llegó a la cumbre de la OTAN con la clara intención de llamar a la unidad de la Alianza en un momento de incertidumbre para Europa por la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea (UE), y de insistir en que a ambos lados del Atlántico se mantengan las sanciones contra Rusia mientras no cumpla los acuerdos de Minsk.

Y aunque hizo ambas cosas, se vio obligado a arrancar la jornada con una condena a la matanza de 5 policías a manos de francotiradores en Dallas, apenas unas horas después de dirigirse también a la prensa en Varsovia para lamentar el asesinato de otros dos afroamericanos a manos de agentes de seguridad en EEUU.

Pese a la tensión racial que ha resurgido en Estados Unidos, Obama aseguró que "no hay justificación posible" para "cualquier violencia contra las fuerzas de seguridad", y prometió que "se hará justicia" en la matanza de Dallas.

"Este ha sido un ataque despiadado, calculado y despreciable contra las fuerzas de seguridad", aseguró Obama en una declaración a la prensa junto a los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Entre reunión y reunión en Varsovia, Obama firmó una orden que declaraba cuatro días de luto y las banderas a media asta en los edificios federales de todo Estados Unidos por el ataque en Dallas.

Pero el mandatario no modificó sustancialmente su agenda en Varsovia, y se espera que mantenga sin cambios su visita de este domingo y lunes a España, la primera que hará a ese país durante su Presidencia.

El mandatario se reunió hoy, además de con Tusk y con Juncker, con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg; y con el presidente polaco, Andrzej Duda, con quien abordó la crisis del Constitucional de Polonia y le instó a "apoyar a las instituciones democráticas" y la prensa libre.

Antes de la primera sesión de trabajo de la OTAN, Obama se reunió con el presidente de Afganistán, Ashraf Gani, y con el jefe del Ejecutivo afgano, Abdalá Abdalá, con quienes abordó su decisión de mantener 8.400 efectivos en ese país más allá del fin de su mandato, en enero de 2017, en lugar de los 5.500 previstos hasta ahora.

"Los líderes afganos expresaron una gran gratitud por el reciente anuncio del presidente" sobre los niveles de tropas, indicó el asesor adjunto de seguridad nacional de Obama, Ben Rhodes, en una conferencia de prensa.

También tuvo tiempo de hablar brevemente con el primer ministro británico, David Cameron, y aunque no trascendieron detalles del intercambio, es más que probable que analizaran el "brexit".

Este sábado, Obama participará en tres sesiones de la OTAN y dará una conferencia de prensa antes de emprender su viaje a España, que sigue en pie a pesar del suceso en Dallas, pero que aún podría registrar cambios, según la Casa Blanca.

"Hay más hechos y detalles que tienen que aclararse en la investigación" sobre el suceso en Dallas, afirmó hoy el portavoz de Obama, Josh Earnest, e indicó que "si eso merece o requiere un cambio en la agenda", la Casa Blanca lo hará público.

Cargando