DÍA TAPA

Seis chefs españoles celebran en París el Día Mundial de la Tapa

Para exaltar el tapeo como una marca de la identidad y de la cultura española, Turespaña presentó hoy en París en colaboración con Saborea España una muestra de sofisticadas tapas preparadas por seis chefs de diferentes regiones ibéricas.

Más de 250 invitados fueron convocados en la embajada española, muy cerca de la Torre Eiffel y del río Sena, para degustar una variedad creada y preparada especialmente para este evento.

Así, el chef Mariano Muñoz Díez, cocinero de "El fogón Sefardí" (Segovia), hizo un "Chupito de crema castellana con níscalos del pinar chico" y unos "Sillares del Acueducto a base de hojaldritos rellenos de cochinillo con manzana caramelizada".

Por su parte, José Manuel López Iglesias, del restaurante "Peix i Brases" (Denia) dio una "Coca de pan de amapola con ventresca de atún" y unos "Bocados de gambas".

Una "Falsa lasaña de cochino negro con queso curado y manzana reineta" y una "Falsa alga de tomate de mar, servida con carpaccio y emulsión de aguacate, salieron de la mano de Omar Pérez Bedia, del gastrobar "Aie" (Tenerife), cuya especialidad es la cocina creativa canaria.

Una muestra de las tapas madrileñas estuvieron a cargo del chef Javier Estévez Ballesteros, a cargo de "La tasquería", quien sirvió un "Guiso de callos, pata y morro" y unas "croquetas invertidas"; es decir, para comer con cuchara.

"Las tapas son el espejo de la gastronomía española", pero deben "convertirse en una bandera insignia del país a lo largo y ancho del mundo", dijo Estévez a EFE.

El lado dulce estuvo a cargo de Miguel Martínez-Losa, del restaurante "Casa Chuchi" (Logroño), quien preparó una "Cumbre de chocolate con crema de queso de los cameros, pera al vino de Rioja y palo dulce de canela".

Manuel Jara, de la "Taberna del Alabardero" también dio el toque azucarado con un gazpacho dulce "con un bocado petisú y una flor de azahar" y una "polea especiada con costrones de pan y cubierto con chocolate rubio", comida típicamente sevillana por parte de un chef nacido en Francia pero que asegura ser de "corazón español".

En esta velada se saboreó también queso de Vidiago (Asturias) y de cerdo celta, morlón ibérico y jamón de Huelva y, por supuesto, jamón del Consorcio de jamón serrano español, dedicado a salvaguardar, proteger, certificar y producir bajo los mejores estándares este producto gastronómico.

El representante del consorcio, Miguel Ángel García, señaló a EFE que Francia es, después de España, el primer consumidor de jamón serrano, por lo que no dudaron en participar en esta jornada.

A esta celebración se unieron en París más de sesenta restaurantes de comida española, tanto de España como de Francia, que se comprometieron a regalar hoy una tapa a sus clientes para potenciar la gastronomía como atractivo turístico de España.

La tapa, según dijo a EFE Martínez-Losa, es una "experiencia única, llena de tradición, que no deja de evolucionar".

"En principio no fue más que un pequeño alimento que se ofrecía gratuitamente en las tascas y bares para acompañar el alcohol y tapar el vaso en el que venía servido, de allí su nombre, pero se fue convirtiendo en un plato en miniatura cada vez más sofisticado y digno de llevar al mundo entero", concluyó el chef.

Cargando