P.RICO TURISMO (Previsión)

Remodelan Cavernas de Camuy, uno de los lugares más turísticos de Puerto Rico

Las autoridades de Puerto Rico inauguraron hoy las nuevas instalaciones de las Cavernas del Río Camuy, un espectacular sistema de cuevas que incluye el tercer río subterráneo más caudalosos del mundo y que en los últimos años, a causa de la recesión económica, había caído en cierto abandono.

San Juan, 16 jun (EFE).- Las autoridades de Puerto Rico inauguraron hoy las nuevas instalaciones de las Cavernas del Río Camuy, un espectacular sistema de cuevas que incluye el tercer río subterráneo más caudalosos del mundo y que en los últimos años, a causa de la recesión económica, había caído en cierto abandono.

"El parque se inauguró en 1986, hace 30 años, y el tiempo no ha pasado en vano. Fue una gran atracción", dijo hoy el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, quien reconoció que en últimos años las condiciones del este lugar eran lamentables.

Con filtraciones por todas partes y un claro aspecto de abandono en las inmediaciones, las Cavernas de Camuy se habían convertido en un reflejo de la decadencia que se ve también en otros lugares de una isla afectada por una década de recesión económica.

"Nos hemos asegurado de que las instalaciones se ajustan a la realidad de los tiempos en un mundo globalizado y competitivo y que la experiencia del visitante más agradable y segura", apuntó en una conferencia de prensa ofrecida en este parque natural.

Así, se han invertido 1,2 millones de dólares en renovar las instalaciones, situadas en Quebrada, en el cuadrante noroeste de la isla, y en reabrir varias áreas nuevas que por falta de mantenimiento habían tenido que cerrarse al público.

Además, se habilitó un "zipline" (tirolina) para aumentar la oferta de entretenimiento de un parque que el miércoles recibió 800 visitantes, que se desplazaron hasta este enclave situado a unos cien kilómetros de San Juan y para el que no hay transporte público disponible, uno de los grandes problemas a la hora de diversificar el turismo en Puerto Rico.

"Hoy mas que nunca el país necesita de cada uno de lo recursos que tenemos a nuestra disposición, y las Cavernas de Camuy es uno de los mejores", dijo García Padilla, que aseguró incluso que este sistema de cavernas es "más lindo" que las Cuevas de Nerja, en España.

El turismo en Puerto Rico apenas representa el 7 % de PIB, pero por el momento es la única industria que crece en una economía que lleva sumida en la recesión desde hace una década. La irrupción del virus del Zika amenaza ahora con interrumpir ese crecimiento.

"Tenemos que mostrarle al mundo nuestra mejor cara", dijo el gobernador, quien reiteró, como viene haciendo desde hace meses, que "los momentos de crisis no son para apagar las luces y cerrar puertas y ventanas, sino que es momento de prender las luces, abrir puertas y ventanas e invitar a todo el mundo a entrar".

Igualmente defendió su decisión de haber invertido 1,2 millones de dólares en esta atracción turística, en lugar de dedicar esos fondos a "pagar a Wall Street" la deuda que su Gobierno ha decidido dejar de atender ante la falta de liquidez que sufren las arcas públicas.

"Cada uno de esos 1,2 millones de dólares creo que se tenían que invertir aquí. El turismo es una prioridad, porque ayuda a levantar la economía", defendió el mandatario desde el parque, situado entre los municipios de Camuy, Hatillo y Lares.

Las cavernas, con más de 200 cuevas y 18 entradas exploradas -aunque se cree que en realidad hay cientos de cavernas y sumideros más-, fueron oficialmente descubiertas en 1958, pero hay evidencias de que fueron exploradas siglos atrás por los taínos que habitaban originalmente la isla.

"Me siento muy orgulloso de estar aquí para mostrarle al mundo la nueva cara, la cara rejuvenecida del parque de las Cavernas de Camuy", añadió García Padilla, quien en 2013 aprobó la dotación económica para acometer estas reformas.

Según los datos facilitados hoy, este sistema de cuevas genera unos 660.000 dólares en ingresos anuales, mientras que los gastos son de unos 60.000 dólares, entre los que se incluyen el pago de las nóminas de los 35 empleados públicos que trabajan aquí (29 fijos y 6 de refuerzo en la temporada alta de verano).

Cuando el parque abrió sus puertas hace tres décadas, aquí trabajaban 126 empleados públicos. Con la remodelación también se ha facilitado el acceso para discapacitados, algo que en su día no se tuvo en cuenta.

Además, se añadió un sistema de audioguías en otro idiomas, para hacer frente a un turismo cada vez más variado, puesto que antaño los visitantes eran en su mayoría estadounidenses.

"Hoy, gracias al empeño de nuestra administración de salvaguardar y atesorar aquello que nos llena de orgullo, podemos disfrutar de la revitalización y remodelación de este espectacular lugar que a muchos deja sin aliento", dijo el mandatario.

Cargando