Capriles asegura que el pueblo venezolano validará su firma pese a obstáculos

El también gobernador del céntrico estado Miranda denunció que entre las más de 600.000 firmas anuladas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) figura su propia rúbrica.

El dos veces candidato a la Presidencia de Venezuela Henrique Capriles dijo hoy que las 1,3 millones de personas que deben validar sus firmas para activar el referendo para revocar el mandato del presidente Nicolás Maduro lo harán pese a los obstáculos que, asegura, ha puesto el Poder Electoral.

En una rueda de prensa, el también gobernador del céntrico estado Miranda denunció que entre las más de 600.000 firmas anuladas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) figura su propia rúbrica, así como la del segundo vicepresidente del Parlamento, Enrique Márquez y la del diputado Alfonso Marquina, quienes no podrán validar.

"Ustedes van a ver a un pueblo movilizado para validar su firma", dijo Capriles al referirse al anuncio que hoy ofreció el CNE de que a partir del 20 de junio se iniciará el proceso de validación de las rúbricas, una etapa que se cumple con la presencia de los firmantes en centros habilitados por el Poder Electoral.

Criticó que el CNE supuestamente ha dispuesto varios puntos de validación a kilómetros de distancia del lugar de residencia de los firmantes, un obstáculo que, aseguró, será sorteado por los ciudadanos que quieren revocatorio.

Indicó que "desde ya" se inicia un plan desde la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para que las personas puedan ir a validar sus firmas.

El opositor también salió al paso de la advertencia de la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, quien señaló que "cualquier agresión, alteración del orden o generación de violencia, conllevará a la suspensión inmediata del proceso" de activación del revocatorio.

"Nosotros no amenazamos a nadie, pero a nosotros tampoco nadie nos amenaza, vamos a dejarlo claro, porque son ustedes las que están jugando con la paz de la república", respondió a las cuatro rectoras del CNE a quienes señala de estar aliadas con el Gobierno.

El presidente del Parlamento venezolano, Henry Ramos Allup, celebró el anuncio del inicio de la nueva fase para el revocatorio y aseguró que los rectores del CNE "por fin hicieron lo que tenían que hacer desde hace días" y acusó a las "señoras" de ser "una trastienda del Gobierno".

El anuncio del paso a la siguiente fase para el revocatorio era esperado por la alianza opositora desde hace más de una semana.

La oposición convocó en los últimos días a diferentes manifestaciones de protesta, varias de las cuales degeneraron en situaciones de represión policial y hechos de violencia, para presionar al CNE a pronunciarse.

"¿Hacía falta tanto problema, tanta manifestación, tanto sacrificio, tanta represión, tantos heridos, para que hicieran lo que tenían que hacer en tiempo útil?", se preguntó Ramos Allup.

Cargando