BRASIL CRISIS OEA
BRASIL CRISIS OEA

Almagro espera respuesta CorteIDH y Lewandowski sobre suspensión de Rousseff

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, está a la espera de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) y el presidente del Tribunal Supremo de Brasil le respondan sobre "la legalidad de las causas invocadas" para el proceso de destitución de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

"En este sentido hicimos una consulta a la Corte Interamericana y también al presidente del Supremo (brasileño), (Ricardo) Lewandowski, sobre la legalidad de las causas y esa respuesta es la que estamos esperando", dijo hoy Almagro en una entrevista con Efe en Washington.

Almagro es una de las voces internacionales que ha cuestionado los fundamentos del proceso de destitución de Rousseff, a quien visitó dos veces en los días previos a su suspensión del cargo el pasado 12 de mayo.

"Nosotros fuimos muy claros al respecto en las dos visitas, no era un tema de apoyo o no a la presidenta Dilma Rousseff, sino que planteábamos determinadas incertidumbres jurídicas que tenía este proceso y que las habían planteado un sin número de juristas dentro y fuera de Brasil, de políticos fuera y dentro, de organismos internacionales desde Unasur hasta Naciones Unidas", recordó hoy el jefe de la OEA.

"Este es un proceso que tiene un marco constitucional, pero todo juicio de destitución de un presidente es un juicio político pero que tiene causas legales, lo que nosotros tenemos que saber es la legalidad de esas causas invocadas para el 'impeachement' (destitución)", agregó.

Hasta que no reciba la respuesta de la CorteIDH y de Lewandowski, Almagro prefiere no hacer más comentarios sobre el proceso de destitución de Rousseff, pero asegura que su "posición es exactamente la misma".

El pasado 5 de abril, Almagro sorprendió una vez más pronunciándose con contundencia sobre una crisis tan acuciante y divisora en el continente como el proceso de destitución de Rousseff, del mismo modo que ha venido haciendo en los últimos meses sobre la situación en Venezuela o el sistema de inhabilitaciones electorales (tachas) de Perú.

"Debemos ir por el camino del respeto a los mandatos constitucionales y la honestidad de una persona, porque si hoy usted no tiene ninguna acusación, ninguna mancha que poner en términos de corrupción sobre la presidenta Dilma Rousseff, entonces no hay ningún fundamento, no hay ningún fundamento para avanzar en un proceso de destitución, definitivamente no", afirmó Almagro entonces en declaraciones a periodistas en Washington.

"Si hubiera una acusación bien fundada, como ha habido en otros casos en Brasil, entonces perfecto, se va por ese camino, pero hoy eso no existe, y es muy deshonesto plantearlo en estos términos", agregó en ese momento.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir