BOLSA WALL STREET (Comentario)

La Fed empuja al Dow Jones a su cuarta semana de pérdidas

No ocurría desde hace dos años y los inversores en Wall Street estuvieron a punto de evitarlo, pero al final el Dow Jones acumuló su cuarto descenso semana consecutivo en una semana dominada por la Reserva Federal y los tipos de interés.

Nueva York, 20 may (EFE).- No ocurría desde hace dos años y los inversores en Wall Street estuvieron a punto de evitarlo, pero al final el Dow Jones acumuló su cuarto descenso semana consecutivo en una semana dominada por la Reserva Federal y los tipos de interés.

Los mercados arrancaron el lunes con altibajos a la espera de la gran cita del cita del miércoles, cuando la Fed publicó las actas de su última reunión de política monetaria y dejó caer que la próxima subida de las tasas en Estados Unidos será en junio.

Ese día los tres índices de Wall Street terminaron prácticamente planos, pero el jueves arreciaron las ventas después de tener tiempo para digerir y sacar sus propias conclusiones sobre los próximos pasos que dará el banco central.

"El comunicado de la Fed del miércoles llegó de manera inesperada y ahora la gente está tratando de averiguar si será algo positivo o negativo", resumió un analistas de Capitol Securities Management al periódico The Wall Street Journal.

La última sesión de la semana se presentaba como una oportunidad de oro para evitar que el Dow Jones encadenara un nuevo descenso semanal, algo que no pasaba desde 2014, y pese a las ganancias acumuladas durante el día al final se desinflaron los ánimos.

De poco sirvió el único dato económico del día, que superó las previsiones de los analistas, ya que durante el mes de abril se vendieron 5,45 millones de casas usadas en Estados Unidos, unas 40.000 más de lo previsto.

Al final la principal referencia del parqué neoyorquino cerró en 17.500,94 puntos y retrocedió en el conjunto de la semana un 0,21 por ciento, mientras el selectivo S&P 500 logró salvar los muebles y sumó un 0,27 por ciento en los últimos cinco días.

Mucho mejor le fueron las cosas al índice Nasdaq, donde cotizan algunas de las mayores empresas tecnológicas del mundo, que cerró con una subida semanal del 1,1 por ciento, aunque el balance sigue siendo negativo desde que comenzó el año.

Algo parecido ocurrió en los mercados de materias primas, donde el barril de Texas terminó en Nueva York con un ascenso semanal de más del 3 por ciento y a punto de conquistar los 48 dólares, de tal manera que acumula ya dos semanas consecutivas de ganancias.

Cargando